Con fecha 20 de mayo de 2020, fue publicada la Ley N° 21.231 que modifica la ley Nº 19.070, Estatuto de los Profesionales de la Educación, para otorgar fuero laboral a los dirigentes gremiales de los profesores.

Objetivo de la ley

La nueva normativa tiene por objeto hacer aplicable a los dirigentes gremiales de los profesores, las normas de protección a la acción sindical que permiten que los dirigentes de los trabajadores puedan cumplir su rol de velar por el cumplimiento de los derechos laborales, sin estar sujetos a la eventualidad de un despido.

Cabe señalar que el magisterio, por razones históricas, se ha organizado bajo la forma de un Colegio Profesional y no en organizaciones sindicales, de modo que la presente ley pretende que puedan estar amparados por los mismos derechos de protección que otros trabajadores.

Aspectos relevantes

En términos generales, la norma establece que gozarán del fuero en los términos establecidos en el artículo 243 del Código del Trabajo en todo aquello que no les sea incompatible, los profesionales de la educación regidos por la nueva ley, que tengan la calidad de director de una asociación gremial, de acuerdo a la nueva regulación legal.

En particular, se establecen entre otras, las siguientes reglas:

– Gozará del fuero la totalidad de los miembros de la directiva de la asociación gremial de carácter nacional, entendiéndose por tal aquella con presencia en a lo menos ocho regiones, y que cuente con a lo menos treinta mil afiliados. Dicho fuero corresponderá a un máximo de once dirigentes.

– El número de dirigentes que gozarán del fuero laboral dependerá del nivel territorial de la respectiva asociación gremial (nacional; regional, provincial y comunal). Para la determinación del o los directores que gozarán de fuero, cada asociación gremial deberá establecer en sus estatutos el mecanismo respectivo.

– En los casos contemplados en esta ley, el empleador no podrá poner término al contrato sino con autorización previa del juez del trabajo, el que podrá concederla tratándose de profesionales de la educación que forman parte de una dotación docente del sector municipal, en los casos establecidos en los literales b), c), d), h), i) y l) del artículo 72 del Estatuto Docente, esto es solo por causas de falta de probidad o conducta inmoral; por incumplimiento grave de las obligaciones que impone su función; por término del período por el cual se efectuó el contrato; por salud irrecuperable o incompatible con el desempeño de su función; por pérdida sobreviniente de algunos de los requisitos de incorporación a una dotación docente y por mala evaluación docente.

– Finalmente la ley dispone que no regirá el fuero laboral respecto de los dirigentes de profesores que, perteneciendo al tramo inicial del desarrollo profesional docente, obtenga resultados de logro profesional que no le permitan avanzar del tramo en dos procesos consecutivos de reconocimiento profesional, los que serán desvinculados, sin necesidad de autorización judicial.