Ximena González Grez.
Consultora Laboral TR Senior

Dado lo extenso del contenido de la norma hemos dividido en 2 partes la entrega de esta información, la primera con los aspectos generales y la segunda dedicada a los pactos de suspensión voluntaria y de reducción de jornada.

1. ¿QUÉ SITUACIONES REGULA ESTA LEY?

En esta norma se regulan específicamente 3 situaciones que pretenden dar solución a los diversos conflictos que la pandemia ha generado en el área laboral:

i. Suspensión de la relación laboral por acto de autoridad.
ii. Acuerdo de suspensión del contrato.
iii. Pacto de reducción temporal de la jornada.

2. ¿QUE CARACTERÍSTICAS DEBE TENER LA MEDIDA DE AUTORIDAD PARA QUE PROCEDA LA APLICACIÓN DE LA LEY?

El acto de la autoridad debe producir el efecto de paralizar las actividades económicas de las empresas ya sea por tratarse de medidas de tipo sanitario o de seguridad nacional. Lo anterior debe impedir absolutamente la prestación de los servicios por parte del trabajador. Es esto último lo que justificaría la suspensión de los efectos del contrato de trabajo.

3. ¿LA SUSPENSIÓN DEL CONTRATO DEBE SER ACORDADA ENTRE LAS PARTES?

Cuando existe el acto de autoridad y este paraliza la actividad económica NO es necesario que las partes realicen ninguna gestión para que el contrato se considere suspendido. No se necesita ningún documento o declaración, siendo suficiente el decreto que establece el estado de catástrofe.

Los derechos y obligaciones del contrato que se suspenden son la obligación de pagar remuneraciones y la de prestar servicios, sin embargo, la relación laboral continuará vigente.

Este inusual efecto se debe a que la propia norma señala que por el solo ministerio de la ley el contrato quedará suspendido durante el estado de excepción de catástrofe nacional. Distinto es el caso de la solicitud del beneficio que sí requiere de una gestión por parte del empleador, como lo mencionaremos más adelante (artículo 3°).

4. ¿PUEDEN LAS PARTES VOLUNTARIAMENTE ACORDAR SUSPENDER LA RELACIÓN LABORAL?

Esta es otra figura regulada por la ley en comento y requiere de una clara explicación: para que proceda, la empresa debe haberse visto afectada total o parcialmente con motivo de la crisis sanitaria y,  además, solo se podrá celebrar cuando deje de aplicarse la medida de cuarentena o la medida sanitaria que impedía el funcionamiento de la empresa. En ese momento, las partes podrán, si hay acuerdo, celebrar el pacto voluntario de suspensión de la relación laboral, el cual puede ser individual o colectivo. El pacto mencionado tendrá los mismos efectos y se solicitará de la misma forma que la suspensión por acto de autoridad.

La otra característica de este acuerdo voluntario, es que la ley limita su duración a un máximo de 6 meses desde su celebración (artículo 5°).

5. ¿PUEDEN LAS EMPRESAS DECIDIR CONTINUAR CON LA RELACIÓN LABORAL?

 Las partes pueden acordar continuar con la relación laboral. Sin embargo, debemos distinguir en qué momento se ha de celebrar el acuerdo:

– Si el acuerdo de continuidad de la prestación de servicios se celebra entre el 18 de marzo y la publicación de esta ley, los trabajadores podrán acceder a las prestaciones del seguro de cesantía y retirar los fondos de sus cuentas individuales, siempre y cuando la empresa haya paralizado su actividad y los trabajadores no se encuentren recibiendo remuneración (artículo 1°).

– Si el acuerdo de continuidad es celebrado después de la vigencia de la ley de protección al empleo, se entiende que los trabajadores continúan prestando servicios y por ende recibiendo sus remuneraciones, por lo tanto, no podrán acceder al beneficio del seguro.

La nueva ley no señala ninguna formalidad para la celebración de este acuerdo ni tampoco la obligación de informar a alguna institución, la única exigencia que establece es que debe constar por escrito.

6. ¿QUÉ TRABAJADORES PODRÁN ACCEDER AL RETIRO DE FONDOS DEL SEGURO DE CESANTÍA?

Podrán hacer uso del beneficio estipulado en esta ley, todos los trabajadores regidos por el Código del Trabajo y que estén afiliados al seguro de cesantía y cuyas empresas hayan paralizado sus actividades por alguna de las siguientes causales:

a) Mutuo acuerdo

b) Decisión de autoridad

c) O pactar la continuidad de la relación laboral (artículo 1°)

Además de estos requisitos exigidos respecto de la empresa LOS TRABAJADORES deberán cumplir con las siguientes exigencias:

– Contar con 3 cotizaciones continuas en los últimos 3 meses anteriores al acto de autoridad o,

– Contar con 6 cotizaciones continuas o discontinuas durante los últimos 12 meses, pero siempre que al menos tengan 2 cotizaciones con el mismo empleador en los últimos 2 meses inmediatamente anteriores (artículo 2°).

7. ¿QUIÉN DEBE REALIZAR LA SOLICITUD PARA ACCEDER AL BENEFICIO?

Debe ser el empleador el que solicite el beneficio ante la AFC, por sus trabajadores. Esta solicitud se hará vía on line, de manera de evitar la concurrencia personal a la sucursal. No obstante, si algún trabajador fue excluido de la lista, podrá el mismo realizar la gestión, pudiendo hacer la solicitud vía electrónica de la misma manera que los empleadores (artículo 2°).

8. ¿QUÉ DOCUMENTOS SE DEBEN PRESENTAR ANTE LA AFC?

El empleador deberá presentar una declaración jurada simple, la que deberá señalar que ninguno de sus trabajadores está recibiendo subsidio por licencia médica o remuneraciones. También debe acompañar toda la documentación necesaria para que la AFC pueda pagar las prestaciones a los trabajadores. Es muy probable que el reglamento al que alude el artículo 23 de la ley, que debe dictar la Superintendencia de Pensiones, regulará los detalles de la olicitud, cobro, giro, pago etc. (artículo 2°)

9. ¿QUE TRABAJADORES SE ENCUENTRAN EXCLUIDOS DE ESTE BENEFICIO?

– No se contempla en absoluto la situación de miles de trabajadores independientes que no cotizan seguro de cesantía. Tampoco se resuelve la situación de aquellos trabajadores que están contratados antes de octubre de 2002 y optaron por no cotizar este seguro. En este aspecto existe un enorme un vacío de la ley, que solo se propuso solucionar mediante otro proyecto de ley.

– Quedan también fuera de la aplicación de esta ley los trabajadores que se encuentren recibiendo subsidios por licencia medica, sea cual sea la razón de la licencia, pero solo por el tiempo que dure la incapacidad laboral. Después de terminada la licencia, podrán optar por retirar fondos del seguro si cumplen con los requisitos señalados en la norma legal.

– Se encuentran también impedidos de acceder a los beneficios de esta ley, los trabajadores de las empresas que quedaron excluidas de los efectos del acto de autoridad mediante la resolución a que hace referencia el artículo 1° inciso 2 y que por lo tanto deben continuar con sus funciones (artículo 3°).

– No podrán acceder a las prestaciones de esta ley, los trabajadores de empresas que hayan contratado o celebrado convenios que se financien íntegramente con cargo a la ley de presupuestos del sector público (artículo 22).

– Por último, quedan excluidos los trabajadores que se encuentran recibiendo remuneraciones por haber acordado con sus empleadores la continuidad de la relación laboral (artículo 1°).

10. ¿CUÁL SERÁ LA BASE DE CÁLCULO PARA DETERMINAR LAS PRESTACIONES QUE RECIBIRÁN LOS TRABAJADORES?

Según lo establece el artículo 2° de la ley, la prestación que en definitiva recibirán los trabajadores será considerada en base al promedio de las remuneraciones que el trabajador haya percibido en los 3 meses anteriores al acto de autoridad que paralizó la actividad de la empresa, siempre que en esos meses el empleador le haya cotizado, de lo contrario se deberán consideran otros meses en que exista cotización.

11. ¿DE QUÉ CUENTAS SE EXTRAERÁN LOS FONDOS QUE EL TRABAJADOR RECIBIRÁ DURANTE ESTA SUSPENSIÓN DE CONTRATO?

Nos parece lamentable ver como nuevamente tendrán que ser los trabajadores los que asuman el costo final de esta situación de crisis, debiendo utilizar los fondos del seguro reunidos en su cuenta individual para hacer frente a la falta de pago de remuneraciones y, solo en el evento que tales fondos se agoten, podrán optar al fondo solidario.

Analizando la discusión del proyecto, si bien algunos senadores y diputados propusieron utilizar en primer lugar el fondo solidario y no los fondos de las cuentas individuales de cada trabajador, primó la urgencia de aprobar la ley, por sobre un análisis de fondo respecto de qué resultaría más conveniente para los trabajadores. Argumentos para defender este sistema existen en uno y otro sentido, pero ya publicada la ley no es mucho lo que se pueda discutir.

12. ¿EXISTEN EN LA LEY NORMAS ESPECIALES RELATIVAS A LA TERMINACIÓN DE CONTRATO?

Existen en esta norma algunas menciones especiales en relación a la terminación de contrato y son las siguientes:

– El artículo 3° de la ley analizada, establece que durante la suspensión del contrato por disposición de autoridad, solo se podrá poner término a la relación laboral por la causal del artículo 161 del Código del Trabajo, esto es, necesidades de la empresa o desahucio escrito del empleador, causales que son las únicas que obligan al empleador a pagar las indemnizaciones de años de servicios, mes de aviso, en el caso de no avisar con a lo menos 30 días de anticipación y feriado proporcional si el contrato duro más de 30 días. Pensamos de todas maneras, que los trabajadores que deseen presentar su renuncia o llegar a un mutuo acuerdo siempre podrán hacerlo, pues la prohibición dice relación con que sea el empleador el que ponga término al contrato.

– Queda expresamente prohibido poner término a la relación laboral por caso fortuito y fuerza mayor invocando como tal la pandemia del Covid-19, causal que se encuentra regulada en el artículo 159 N° 6 del Código del Trabajo. La prohibición de aplicar este artículo, rige por un plazo de 6 meses o bien mientras dure el estado de catástrofe decretado por el Presidente de la República.

La redacción de la norma da a entender que sería posible aplicar esta causal, en el supuesto que a alguna empresa le ocurriera un evento susceptible de ser calificado como caso fortuito o fuerza mayor (artículo 26).

– Creemos que la norma más compleja es la establecida en el inciso final del artículo 26 y que permite a las partes deshacer o “resciliar” la terminación de un contrato, siempre y cuando esta terminación haya ocurrido entre el 18 de marzo y la fecha de publicación de la ley. Para que las partes puedán resciliar el término del contrato, la casual aplicada pude haber sido cualquiera de las contempladas en el Código del Trabajo.

Esta norma fue incluida en el proyecto de ley en último momento, lo que da cuenta de la escasa prolijidad de los legisladores en su elaboración: no se establece el tratamiento de las posibles indemnizaciones recibidas por el trabajador (¿se deben devolver?, ¿cómo devolverlas?), ni cuál será el procedimiento o formalidades para hacer efectiva la resciliación.

El Subsecretario del Trabajo mencionó en una entrevista con un medio de comunicación que para hacer efectiva esta figura NO debía existir finiquito ratificado ante ministro de fé, sin embargo, este requisito no se encuentra mencionado en la ley, por lo que deberán ser otras autoridades la que resuelvan este vacío legal y aclaren todas las interrogantes.

13. ¿DESDE CUANDO SE LE PAGARÁ AL TRABAJADOR EL SEGURO DE CESANTÍA?

La prestación a que da derecho esta ley se devengará a contar de la fecha en que comience a regir el acto de autoridad que paralizó la actividad de la empresa, y se pagará por mensualidades vencidas. Si el acto de autoridad no ha durado un mes completo, el pago será proporcional a los días en que el trabajador no haya recibido su remuneración.

Si durante el periodo de catástrofe a algún trabajador que está recibiendo la prestación del seguro, se le otorga licencia médica por cualquier motivo, se suspenderá el pago de esta prestación y una vez terminada la licencia, el trabajador volverá a recibir dicha prestación con cargo a su cuenta individual.

14. ¿CUÁLES SON LAS OBLIGACIONES QUE DEBE CUMPLIR EL EMPLEADOR POR APLICACIÓN DE ESTA LEY?

A) Solicitar a la AFC de manera electrónica la prestación para sus trabajadores.

B) Para poder fiscalizar el cumplimiento de esta ley, el empleador deberá mensualmente enviar una nómina a la Dirección del Trabajo que incluya a todos los trabajadores que están haciendo uso del beneficio del seguro de cesantía (artículo 2°).

C) El empleador deberá seguir pagando todas las cotizaciones previsionales, ya sean de su cargo o de costo del trabajador, con la sola excepción de la cotización para accidentes del trabajo.

15. ¿SOBRE QUÉ CONCEPTO DEBE CALCULAR EL EMPLEADOR LAS COTIZACIONES, SI NO EXISTE REMUNERACIÓN QUE SIRVA DE BASE?

Como no existe remuneración que sirva de base, la norma dispuso que las cotizaciones que debe continuar pagando el empleador durante la suspensión del contrato, se calcularán sobre el 50% de la remuneración que sirve de base para el cálculo de la prestación que deba recibir el trabajador, esto es, el promedio de las remuneraciones recibidas los últimos 3 meses anteriores al acto de autoridad que paralizó a la empresa.

16. EN CASO DE QUE EL TRABAJADADOR TENGA CONTRATADO UN SEGURO DE CESANTÍA ¿PUEDE ACTIVARLO?

El artículo 21 permite que los trabajadores que estén haciendo uso de los beneficios de esta ley y tenga contratados seguros asociados a la cesantía con bancos, casas comerciales o instituciones financieras, podrán activarlos, aun cuando no exista termino de la relación laboral, pues se aplica la ficción de considerar que bajo las actuales circunstancias el trabajador se encuentra en una…“situación de cesantía involuntaria…” para los efectos de los riesgos cubiertos por las pólizas respectivas.

El empleador le deberá otorgar un certificado que acredite que se encuentra recibiendo los beneficios de esta ley. Este documento lo debe presentar de manera electrónica a su acreedor, el deberá inmediatamente activar el seguro respectivo