1. Corte de Apelaciones de Concepción. Despido indirecto y cobro de prestaciones. I. Principio del ius variandi, concepto y requisitos de procedencia. II. Sentencia impugnada que no se pronuncia respecto a la exigencia de que las nuevas labores o condiciones eran similares a las convenidas primitivamente.

2. Corte de Apelaciones de Santiago. Carácter prohibitivo de la norma que impide al empleador ejercer el ius variandi respecto de un dirigente sindical, salvo en caso de caso fortuito o fuerza mayor. Cláusula del contrato o anexos del mismo que permiten el traslado cede ante la norma que limita el ejercicio del ius variandi respecto de los dirigentes sindicales. Ejercicio del ius variandi respecto de un dirigente sindical atenta contra la libertad sindical.

3. Corte de Apelaciones de Concepción. Multa aplicada por la Inspección del Trabajo. I. Sentencia de nulidad. Variación contractual dispuesta unilateralmente por el empleador. Aplicación del principio pro operario. Vulneración del art. 12 del Código del Trabajo.II. Sentencia de reemplazo. Aumento en las faenas desarrolladas por el trabajador sin que ello implique ofrecer un aumento de la remuneración. Aplicación de multa se ajusta a derecho.


Estimados usuarios:

Para visualizar estas sentencias debe tener iniciada su sesión en Westlaw, en caso de solicitársele clave OnePass, por favor, comunicarse con nuestra área de servicio al cliente al 22510 5000.


1. Corte de Apelaciones de Concepción. 

Despido indirecto y cobro de prestaciones. I. Principio del ius variandi, concepto y requisitos de procedencia. II. Sentencia impugnada que no se pronuncia respecto a la exigencia de que las nuevas labores o condiciones eran similares a las convenidas primitivamente.

Fecha Sentencia: 02/03/2020

Cita Online: CL/JUR/15560/2020

Ver texto completo

Hechos:

Demandado interpone recurso de nulidad contra la sentencia que acogió la demanda subsidiaria de despido indirecto y cobro de prestaciones interpuesta en su contra. La Corte de Apelaciones rechaza el recurso de nulidad laboral deducido

Considerandos relevantes.

CUARTO: Que, el principio del ius variandi ha sido conceptualizado por la Inspección del Trabajo como «la facultad que tiene el empleador, derivada de su potestad o poder de dirección, para alterar unilateralmente los límites de la prestación de trabajo». (Dictamen N° 3.351/185, de 09.06.1997). Su fundamento jurídico se encuentra contemplado en el artículo 12 del Código del Trabajo que dispone que el empleador podrá alterar la naturaleza de los servicios o el sitio o recinto en que ellos deban prestarse, a condición de que se trate de labores similares, que el nuevo sitio o recinto quede dentro del mismo lugar o ciudad, sin que ellos importe menoscabo para el trabajador. De esto se colige que para que opere el citado principio deben concurrir lo siguientes requisitos:

 

  1. a) . Que las nuevas labores o condiciones, sean similares a las que convinieron.
  2. b) . Que el nuevo sitio se ubique dentro del mismo lugar o ciudad.
  3. c) . Que los cambios no importen menoscabo para el trabajador. Considerandos relevantes.

SEXTO: Que, de lo hasta ahora expuesto, es posible concluir, en cuanto a las exigencias citadas en el motivo cuarto para que operen las facultades del empleador señaladas en el artículo 12 del Código del Trabajo, no cabe duda que las indicadas con las letras b y c) se encuentran presentes para el caso en estudio ya que las nuevas funciones debían cumplirse en el mismo lugar que en que se realizaban las anteriores y no se acreditó la existencia de menoscabo moral ni patrimonial alguno hacia la demandante originada en el cambio de sus actividades.

SÉPTIMO: Que, por tanto, solo queda analizar si las nuevas labores o condiciones eran similares a las convenidas primitivamente y para estos efectos, según señala la Dirección del Trabajo: «labores similares son aquellas que requieren de idéntico esfuerzo intelectual o físico; que se realicen en condiciones higiénicas y ambientales parecidas a aquéllas en que se desempeñaba el trabajador, y que se efectúen en un nivel jerárquico semejante a aquél en que se prestaban los servicios convenidos primitivamente».


2. Corte de Apelaciones de Santiago

Denuncia de práctica antisindical. Carácter prohibitivo de la norma que impide al empleador ejercer el ius variandi respecto de un dirigente sindical, salvo en caso de caso fortuito o fuerza mayor. Cláusula del contrato o anexos del mismo que permiten el traslado cede ante la norma que limita el ejercicio del ius variandi respecto de los dirigentes sindicales. Ejercicio del ius variandi respecto de un dirigente sindical atenta contra la libertad sindical.

Fecha Sentencia: 16/10/2019

Cita Online: CL/JUR/6003/2019

Ver texto completo

Hechos:

La Inspección del Trabajo interpone una denuncia de práctica sindical, por la circunstancia de haber ejercido un empleador el ius variandi respecto de un dirigente sindical, trasladándolo de una sucursal a otra, no encontrándose en la hipótesis de caso fortuito o fuerza mayor, en la cual ello está permitido. El juzgado del trabajo rechaza la denuncia, pero la Corte de Apelaciones acoge el recurso de nulidad de la denunciante, invalida el fallo impugnado y dicta otro de reemplazo, acogiendo la denuncia.

Considerandos relevantes.

Cuarto: Que, conforme a los hechos consignados en el acápite anterior, aparece que la empresa dispuso el traslado de un dirigente sindical de una sucursal a otra, ejerciendo el denominado ius varianti, tratado en el artículo 12 del Código del Trabajo. Dicho cometido, pugna con lo dispuesto en el artículo 243 del Estatuto Labora, en aquella parte del precepto que dispone en su inciso 2°: «Asimismo, durante el lapso a que se refiere el inciso precedente, el empleador no podrá, salvo caso fortuito o fuerza mayor, ejercer respecto de los directores sindicales las facultades que establece el artículo 12 de este Código»; norma cuyo tenor expresa un claro carácter prohibitivo, estableciendo que el empleador se encuentra impedido de ejercer respecto de un dirigente sindical las facultades que le otorga el artículo 12 del Código del Trabajo de poder alterar unilateralmente la naturaleza de los servicios o el sitio o recinto en que ellos deban prestarse, impedimento que solo es relevado por concurrencia de un estado de caso fortuito fuerza mayor, es decir, un evento de tal naturaleza y entidad que siendo inimputable, imprevisto e irresistible exigencias copulativas el empleador no puede resistir y determinan el cambio de sucursal del dirigente sindical, elementos todos que no se dan en la especie, por el contrario la variación del lugar de trabajo obedece a una orden de la jefatura.

Quinto: Que, despejada la controversia jurídica relativa a la limitación del empleador en cuanto a ejercer el ius variandi sin mediar caso fortuito o fuerza mayor, cabe precisar que este escenario jurídico tampoco es alterado por el hecho consistente en que las partes hayan acordado el traslado del local de trabajo como una cláusula del contrato o sus anexos, convención que cede ante la norma involucrada, atendido el carácter de interés público y el bien jurídico protegido libertad sindical que amparan el precepto prohibitivo, es decir, que por sobre el acuerdo entre el empleador y el trabajador, la calidad de dirigente sindical es protegida con la insoslayable e infranqueable limitación al ius variandi, salvo, como antes se consignó, en el caso de fuerza mayor o caso fortuito, estado de necesidad que no se configura en el caso en examen.

Sexto: Que, acorde con los motivos antes consignados es menester precisar, que el dirigente sindical goza de fuero, garantía que lo ampara del traslado a otro establecimiento de la misma empresa, sin justa causa, por lo que el cambio no puede obedecer a la mera decisión del empleador, premisas que obran en plena sintonía, con lo prescrito en el artículo 493 del Código del Trabajo, al ordenar que corresponderá al denunciado probar que obró de acuerdo a un caso fortuito o fuerza mayor que lo habilita para aplicar el ius variandi respecto de un dirigente sindical, disposición conforme a la cual basta con que se acredite la conducta que contempla para inferir, por ausencia de la prueba del caso fortuito o fuerza mayor, que se incurrió en un atentado a la libertad sindical y, con ello, en la práctica desleal denunciada. Por consiguiente, se comete un error de calificación en la sentencia impugnada al concluirse que no es posible establecer que el traslado de sucursal del actor se haya debido a un interés de la empresa por restarle fuerza al sindicato y disminuir la capacidad de acción del dirigente en su rol sindical, ya que el caso fortuito o fuerza mayor exigido por el legislador laboral para ejercer el ius variandi no se acreditó, carga propia del empleador denunciado, entonces no cabe sino concluir que la conducta del denunciado se enmarca en una práctica antisindical. En consecuencia, se incurre en el motivo de invalidación que estatuye el artículo 478, letra c) del Código del Ramo;

En mérito de lo razonado, disposiciones legales citadas y lo dispuesto en el artículo 482 del Código del Trabajo, se acoge el recurso de nulidad deducido por la parte denunciante en contra de la sentencia de 2 de mayo de 2019, dictada por el Primer Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, la que es nula, procediendo a dictarse a continuación, la sentencia de reemplazo correspondiente, sin nueva vista.


3. Corte de Apelaciones de Concepción.

Reclamación de multa administrativa. Multa aplicada por la Inspección del Trabajo. I. Sentencia de nulidad. Variación contractual dispuesta unilateralmente por el empleador. Aplicación del principio pro operario. Vulneración del art. 12 del Código del Trabajo.II. Sentencia de reemplazo. Aumento en las faenas desarrolladas por el trabajador sin que ello implique ofrecer un aumento de la remuneración. Aplicación de multa se ajusta a derecho.

Fecha Sentencia: 20/07/2018

Cita Online: CL/JUR/4121/2018 

Ver texto completo

Hechos:

La reclamada, Inspección del Trabajo, deduce recurso de nulidad en contra de la sentencia, que acogió el reclamo presentado en contra resolución de multa aplicada a la reclamante, dejándola sin efecto. Analizado lo expuesto, la Corte de Apelaciones acoge el recursos de nulidad, dictándose acto seguido, pero separadamente y sin nueva audiencia, la correspondiente sentencia de reemplazo.

Considerandos relevantes.

SEXTO: Que, en el caso en estudio, la inspección del trabajo a través de su fiscalizador no ha interpretado una norma jurídica para aplicar la multa a la empresa reclamante, sino por el contrario, ha constatado el hecho de la variación contractual dispuesta unilateralmente por el empleador respecto de varios de sus trabajadores reponedores de mercadería. Ha sido la Dirección del Trabajo la que ha estimado en reiterados dictámenes, uno de los cuales ha sido dado específicamente para el sindicato de la empresa multada, con anterioridad a la fiscalización y aplicación de la multa, que ese cambio contractual excede el ius variandi y, por lo tanto, contraría el artículo 12 del Código del Trabajo.

SEPTIMO: Que, en las condiciones anotadas esta Corte comparte con el recurrente, que la interpretación del artículo 5 en su inciso 3°; artículo 7°; artículo 10° y artículo 12°, todos del Código del Trabajo que ha hecho la sentenciadora del a quo, no resulta ser la más acorde con los principios que informan el derecho laboral, en particular el pro operario, haciendo una amplia interpretación del ius variandi a favor del empleador y no una restrictiva que favorezca al trabajador. Sobre todo si ya la propia administración, por intermedio de la Dirección del Trabajo, había manifestado su opinión sobre el punto, a través de dictámenes obligatorios para la administración y a los cuales deben adecuar su actuar los empleadores, sin perjuicio del derecho que asiste a estos últimos de reclamar judicialmente de los criterios allí plasmados.

OCTAVO: Que, de lo que se viene diciendo, aparece que el recurso de nulidad ha de ser acogido, por el motivo invocado por la recurrente, anulándose en consecuencia la sentencia impugnada, dictándose acto seguido pero separadamente y sin nueva audiencia la sentencia de reemplazo que desestime el reclamo.