Ley N° 21.220, Modifica el Código del Trabajo en materia de trabajo a distancia

(Publicada en el Diario Oficial de 26 de marzo de 2020)

La normativa incorpora un nuevo capítulo al título II del Libro I del Código del Trabajo, estableciendo que las partes podrán pactar, tanto al inicio como durante la vigencia de la relación laboral, en el contrato de trabajo o en documento anexo al mismo, la modalidad de trabajo a distancia o teletrabajo.

La ley define como trabajo a distancia, aquel en el que el trabajador presta sus servicios, total o parcialmente, desde su domicilio u otro lugar o lugares distintos de los establecimientos, instalaciones o faenas de la empresa. Se denominará teletrabajo si los servicios son prestados mediante la utilización de medios tecnológicos, informáticos o de telecomunicaciones o si tales servicios deben reportarse mediante estos medios.

En relación al lugar donde se prestarán los servicios, la presente ley dispone que las partes deberán determinar dicho lugar, que podrá ser el domicilio del trabajador u otro sitio determinado. Si los servicios, por su naturaleza, fueran susceptibles de prestarse en distintos lugares, podrán acordar que el trabajador elija libremente dónde ejercerá sus funciones.

En cuanto a la jornada laboral, se establece que el trabajo a distancia estará sujeto a las reglas generales de jornada de trabajo contenidas en el Capítulo IV del Libro I del Código del Trabajo. La modalidad de trabajo a distancia o teletrabajo podrá abarcar todo o parte de la jornada laboral, combinando tiempos de trabajo de forma presencial en establecimientos, instalaciones o faenas de la empresa con tiempos de trabajo fuera de ella. No obstante, y si la naturaleza de las funciones del trabajador a distancia lo permite, las partes podrán pactar que el trabajador distribuya libremente su jornada en los horarios que mejor se adapten a sus necesidades, respetando siempre los límites máximos de la jornada diaria y semanal. Si hay acuerdo, podría también combinar tiempos de trabajo presencial en su empresa, con tiempos de trabajo fuera de ella.

A través de esta ley se incorpora la figura del Derecho a la Desconexión, la que implica que empleador deberá respetar este derecho de su trabajador, garantizando el tiempo en el cual ellos no estarán obligados a responder sus comunicaciones, órdenes u otros requerimientos. El tiempo de desconexión deberá ser de, al menos, doce horas continuas en un periodo de veinticuatro horas. Igualmente, en ningún caso el empleador podrá establecer comunicaciones ni formular órdenes u otros requerimientos en días de descanso, permisos o feriado anual de los trabajadores.

El artículo segundo transitorio de la presente ley, establece que comenzará a regir el primer día del mes siguiente a su publicación en el Diario Oficial.

Ver texto completo

 Ley N° 21.221, Reforma Constitucional que establece un nuevo itinerario electoral para el Plebiscito Constituyente y otros eventos electorales que indica

(Publicada en el Diario Oficial de 26 de marzo de 2020)

La nueva normativa reforma la Constitución Política de la República con el objeto de reagendar el calendario electoral, postergando la realización del plebiscito, y aplazando otras elecciones como las de alcaldes y gobernadores.

El cambio surge en virtud del acuerdo de diversos sectores políticos, que convergieron en posponer la fecha original, con motivo de la emergencia sanitaria que afecta a nuestro país producto del brote del Covid-19, y como medida de prevención del inmenso contagio que podría producirse en la fecha establecida originalmente (26 de abril).

En virtud de esta ley, las nuevas fechas del calendario electoral quedan fijadas de la siguiente forma:
– 25 de octubre de 2020: Plebiscito Constituyente.
– 29 de noviembre de 2020: Primarias de Alcaldes y Goberandores Regionales.
– 11 de abril de 2021: Elecciones de Gobernadores, Alcaldes, Concejales y Constituyentes (estos últimos si gana la opción Apruebo)

La presente norma establece que tres días después de su publicación en el Diario Oficial, el Presidente de la República convocará mediante un decreto supremo, al plebiscito nacional señalado precedentemente.

Asimismo, se prorroga el mandato de los alcaldes y concejales en ejercicio a la fecha de publicación de la presente reforma constitucional, hasta el 24 de mayo de 2021.

Ver texto cimpleto

Ley N° 21.216, Modifica la Carta Fundamental para permitir la conformación de pactos electorales de independientes y garantizar la paridad de género en las candidaturas y en la integración del órgano constituyente que se conforme para la creación de una nueva Constitución Política de la República

(Publicada en el Diario Oficial de 24 de marzo de 2020)

La nueva normativa tiene como propósito fundamental, garantizar la paridad de género en las candidaturas para una eventual Convención Constituyente, instancia que se conformará si se aprueba la redacción de una nueva Constitución, en el plebiscito que fue postergado para el día 25 de octubre del año en curso.

El sistema electoral para la Convención Constitucional se orientará a conseguir una representación equitativa de hombres y mujeres. Con este objetivo, en los distritos que repartan un número par de escaños, deben resultar electos igual número de hombres y mujeres, mientras que en los distritos que repartan un número impar de escaños, no podrá resultar una diferencia de escaños superior a uno, entre hombres y mujeres.

La legislación establece medidas previas y posteriores a las elecciones para asegurar dicha composición en el órgano que se encargue de redactar la nueva Constitución, en caso de que gane la opción Apruebo.

Entre las medidas previas a las elecciones se busca asegurar la “Paridad de Entrada”, lo que implica presentar listas paritarias, a excepción de que las candidaturas sean impares, donde ningún sexo podrá superar al otro en uno. Las listas deberán estar encabezadas por una mujer, alternándose, sucesivamente, éstas con hombres.

Con posterioridad a las elecciones, la ley dispone que los distritos que eligen un número par de escaños, tienen que estar conformados por un 50% de mujeres electas y un 50% de hombres electos, mientras que en los impares ningún sexo puede superar al otro en más de una candidatura electa.

La normativa contempla un mecanismo de corrección, el que se utilizará en el caso que un sexo esté sobrerrepresentado, y no se obtenga la paridad en el resultado final, se aplicará la asignación paritaria de escaños, procediendo a la corrección, donde se ordenarán los candidatos de ese sexo de mayor a menor votación, y se reemplazará a los que hayan obtenido menos votos por los candidatos del sexo subrepresentado con mayor votación.

La corrección se realizará siempre por un integrante del mismo partido o lista. En los distritos donde se obtenga la paridad de forma natural, no será necesaria la corrección.

Ver texto completo