Con fecha 26 de marzo de 2020, se publica en el Diario Oficial la Ley N° 21.220, que modifica el Código del Trabajo en materia de trabajo a distancia.

La normativa incorpora un nuevo capítulo al título II del Libro I del código del ramo, que establece que las partes podrán pactar, tanto al inicio como durante la vigencia de la relación laboral, en el contrato de trabajo o en documento anexo al mismo, la modalidad de trabajo a distancia o teletrabajo. En ningún caso dichos pactos podrán implicar un menoscabo de los derechos que se reconocen al trabajador, en especial, en su remuneración.

Concepto de teletrabajo

La ley define como trabajo a distancia, aquel en el que el trabajador presta sus servicios, total o parcialmente, desde su domicilio u otro lugar o lugares distintos de los establecimientos, instalaciones o faenas de la empresa.

Se denominará teletrabajo si los servicios son prestados mediante la utilización de medios tecnológicos, informáticos o de telecomunicaciones o si tales servicios deben reportarse mediante estos medios.

Lugar donde se prestarán los servicios

La presente ley dispone que las partes deberán determinar el lugar donde el trabajador prestará los servicios, que podrá ser el domicilio del trabajador u otro sitio determinado. Si los servicios, por su naturaleza, fueran susceptibles de prestarse en distintos lugares, podrán acordar que el trabajador elija libremente dónde ejercerá sus funciones.

Jornada de Trabajo

Se establece que el trabajo a distancia estará sujeto a las reglas generales de jornada de trabajo contenidas en el Capítulo IV del Libro I del Código del Trabajo.

La modalidad de trabajo a distancia o teletrabajo podrá abarcar todo o parte de la jornada laboral, combinando tiempos de trabajo de forma presencial en establecimientos, instalaciones o faenas de la empresa con tiempos de trabajo fuera de ella.

No obstante, y si la naturaleza de las funciones del trabajador a distancia lo permite, las partes podrán pactar que el trabajador distribuya libremente su jornada en los horarios que mejor se adapten a sus necesidades, respetando siempre los límites máximos de la jornada diaria y semanal. Si hay acuerdo, podría también combinar tiempos de trabajo presencial en su empresa, con tiempos de trabajo fuera de ella.

Materiales de trabajo

La norma señala que las herramientas y materiales para el trabajo a distancia, incluidos los elementos de protección personal, deberán ser proporcionados por el empleador al trabajador, y este último no podrá ser obligado a utilizar elementos de su propiedad.
Del mismo modo, los costos de operación, funcionamiento, mantenimiento y reparación de equipos serán siempre de cargo del empleador.

Derecho a la Desconexión

Esta figura implica que empleador deberá respetar el derecho a desconexión de su trabajador, garantizando el tiempo en el cual ellos no estarán obligados a responder sus comunicaciones, órdenes u otros requerimientos. El tiempo de desconexión deberá ser de, al menos, doce horas continuas en un periodo de veinticuatro horas. Igualmente, en ningún caso el empleador podrá establecer comunicaciones ni formular órdenes u otros requerimientos en días de descanso, permisos o feriado anual de los trabajadores.

Vigencia de la ley

El artículo segundo transitorio de la presente ley, establece que comenzará a regir el primer día del mes siguiente a su publicación en el Diario Oficial.