Por Verónica Barrera Miranda
Editora Legislación

En vista del aumento de casos de afectados por coroavirus en nuestro país, y con el fin de evitar la propagación, contagio del virus y proteger a toda la población, el Presidente de la República en cadena nacional transmitida esta mañana, decretó estado de catástrofe en todo el territorio nacional, a contar del día jueves 19 de marzo y por un periodo de 90 días.

Designación de Jefes de Zona

Dentro del transcurso de la jornada de hoy, se designarán los 16 Jefes de Zona que corresponden a cada región del país, que en su mayoría son Generales de Ejército. Ellos gozarán de autonomía  y podrán decretar medidas restrictivas, que pueden ser distintas en cada región del país.

Las medidas se irán implementando de acuerdo a la evolución del virus y se comunicarán a la población oportunamente. Entre ellas se puede restringir la libertad de circulación y de locomoción, establecer toque de queda, resguardar el cumplimiento de las cuarentenas, proteger las fronteras, ordenar el acopio y reserva de alimentos, controlar entrada y salida de bienes, e incluso limitar el derecho de propiedad.

¿En qué consiste el Estado de Catástrofe?

El «Estado de Catástrofe» es parte de los denominados «Estados de Excepción Constitucional», los que son definidos como maneras de proteger la estabilidad y seguridad del país o zona en particular, a través de la ley, cuando ocurren situaciones anormales de distinta índole.  Está regulado en la Constitución Política y la Ley N° 18.415, Orgánica Constitucional de los Estados de Excepción Constitucional.

Efectos

• Las zonas afectadas quedan bajo la dependencia del «Jefe de la Defensa Nacional», quien es designado por el Presidente de la República.

• El Presidente tiene las facultades excepcionales de restringir: «las libertades de locomoción y de reunión; disponer requisiciones de bienes; establecer limitaciones al ejercicio del derecho de propiedad; y, adoptar todas las medidas extraordinarias de carácter administrativo que sean necesarias para el pronto restablecimiento de la normalidad en la zona afectada».

Además, estas facultades también pueden recaer, total o parcialmente, en el jefe de Defensa Nacional designado, si es que el Mandatario lo decide.

El Jefe de Defensa Nacional tendrá los siguientes deberes y responsabilidades:
– Asumir el mando de las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad Pública que se encuentren en la zona.
– Controlar la entrada y salida de la zona y el tránsito en ella.
– Dictar medidas para la protección de las obras de arte y de los servicios de utilidad pública, centros mineros, industriales y otros.
– Ordenar el acopio, almacenamiento o formación de reservas de alimentos, artículos y mercancías que se precisen para la atención y subsistencia de la población en la zona y controlar la entrada y salida de tales bienes.
– Determinar la distribución o utilización gratuita u onerosa de los bienes referidos para el mantenimiento y subsistencia de la población de la zona afectada.
– Establecer condiciones para la celebración de reuniones en lugares de uso público.
– Impartir directamente instrucciones a todos los funcionarios del Estado, de sus empresas o de las municipalidades que se encuentren en la zona, con el exclusivo propósito de subsanar los efectos de la calamidad pública.
– Difundir por los medios de comunicación social las informaciones necesarias para dar tranquilidad a la población.
– Dictar las directrices e instrucciones necesarias para el mantenimiento del orden en la zona.