Algunos de los cambios propuestos al Código del Trabajo son la extensión del postnatal, fuero y beneficio de sala cuna para padres y madres no gestantes, junto a la creación del permiso para asistir a controles de salud para lactantes.


Fueron cinco los proyectos de ley refundidos que se debatieron en la Comisión de Mujeres y Equidad de Género en la línea de fortalecer las normas de corresponsabilidad parental. La instancia propuso a la Sala un proyecto de ley en que realiza diversos cambios al Código del Trabajo para avanzar en esta dirección.

La iniciativa, aprobada en general por 145 votos a favor y una abstención, parte estableciendo que todas y todos los trabajadores dependientes regidos por el Código del Trabajo, por el Estatuto Administrativo y de Funcionarios Municipales tendrán permiso para asistir a los controles del niño sano, hasta su último control de lactante mayor.

La norma, que vuelve a la Comisión de Mujeres por ser objeto de indicaciones, establece que estas horas deberán ser compensadas por el trabajador o trabajadora, en la forma que acuerden con el empleador, salvo que en virtud de una negociación individual o colectiva se acuerde la no restitución.

El texto pretende garantizar que el empleador vele porque las condiciones laborales de sus trabajadores, en especial la organización y distribución de la jornada ordinaria y extraordinaria de trabajo, permitan compatibilizar las obligaciones laborales y familiares junto a su corresponsabilidad en el cuidado de sus hijos e hijas.

Postnatal para padres y madres no gestantes

La propuesta debatida en la Sala establece que el padre tendrá el derecho a un permiso pagado de quince días en caso del nacimiento de una o un hijo, el que podrá utilizar a su elección desde el momento del parto. Este caso será de forma continua, excluyendo el descanso semanal.

Asimismo, se otorga otro permiso adicional por quince días que podrá ser pactado con el empleador y que será distribuido dentro de los ciento ochenta días siguientes a la fecha del nacimiento.

ue se otorgará al trabajador o trabajadora que se encuentre en proceso de adopción y también a la madre no gestante del hijo o hija en el caso de que la madre gestante se haya sometido a técnicas de reproducción humana asistida y de ello resultare el nacimiento.

Para hacer uso de este beneficio, la norma establece que el trabajador o trabajadora deberá dar aviso al empleador del nacimiento o adopción de su hijo mediante cualquier medio escrito de comunicación interna de la empresa, acompañando el respectivo certificado de nacimiento del Servicio de Registro Civil e Identificación o partida de nacimiento con la debida subinscripción de la sentencia judicial correspondiente.

El empleador que niegue o dificulte el ejercicio de este derecho, será sancionado con multa a beneficio fiscal de 14 a 150 unidades tributarias mensuales ($700.000 a $7.500.000 app.), monto que se podrá duplicar en caso de reincidencia. Las infracciones a este derecho deberán denunciarse en la Inspección del Trabajo.

Enfermedad hijo menor de un año

Respecto al permiso y subsidio ante la enfermedad grave de la hija o el hijo menor de un año, la nueva norma propone que podrá ser utilizado íntegramente por uno de los padres o dividirse entre ambos de común acuerdo. A falta de acuerdo, la madre decidirá quién usará el permiso y subsidio. Con todo, en ningún caso ambos padres podrán hacer uso del permiso simultáneamente, debiendo notificar ambos padres, a ambos empleadores

También agrega que el permiso para cuidar a hijos o hijas en caso de enfermedad o accidente grave con riesgo vital, será aplicable además a la madre no gestante del hijo o hija en el caso de que la madre gestante se haya sometido a técnicas de reproducción humana asistida y de ello resultare el nacimiento.

Fuero y sala cuna

La nueva norma además innova en materia de fuero laboral establecido en el artículo 201 del Código del Trabajo, al extenderlo al padre o a la madre no gestante del hijo o hija en el caso de que la madre gestante se haya sometido a técnicas de reproducción humana asistida y de ellos resultare el nacimiento.

El proyecto también señala que las empresas que ocupan veinte o más trabajadoras de cualquier edad o estado civil, deberán tener salas cunas o pagar el servicio a alguna, en donde los trabajadores y trabajadoras puedan dejar a sus hijos e hijas mientras estén su jornada laboral.

Indica que, en el caso que un padre y madre trabajadores laboren para empleadores distintos y tengan uno o más hijos comunes menores de dos años, y ambos empleadores mantengan un servicio permanente de sala cuna, los padres deberán de común acuerdo elegir uno u otro servicio.

Si los empleadores de la madre y el padre pagan por el servicio deberán concurrir en partes iguales a los gastos de la sala cuna elegida por los padres trabajadores.

Frente a estos temas, diputadas oficialistas integrantes de la Comisión hicieron reserva de constitucionalidad sobre la que debería pronunciarse el Tribunal Constitucional.

Fuente: diarioconstitucional.cl

Ver texto completo de moción 10067

Ver texto completo de moción 11027

Ver texto completo de moción 11888

Ver texto completo de moción 11942

Ver texto completo de moción 11993