Decreto N° 14 Modifica Decreto Supremo Nº 47, de Vivienda y Urbanismo, de 1992, Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones

(Publicada en el Diario Oficial de 30 de septiembre de 2019)

La norma señalada nace ante la necesidad de adecuar la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, a fin de reglamentar las normas de la Ley General de Urbanismo y Construcciones en lo referido a la posibilidad que los instrumentos de planificación territorial puedan establecer normas urbanísticas, condiciones o incentivos. En este sentido la ley Nº 20.958, que establece un Sistema de Aportes al Espacio Público, modificó la Ley General de Urbanismo y Construcciones, corroborando la posibilidad que los planes reguladores comunales determinen el diseño y las características arquitectónicas de los espacios públicos, así como el agrupamiento de edificios y las características arquitectónicas de los proyectos a realizarse en sectores vinculados con monumentos nacionales, en inmuebles o zonas de conservación histórica o en sectores en que el plan regulador exija la adopción de una determinada morfología o un particular estilo arquitectónico de fachadas. Así, los planes reguladores comunales se encuentran habilitados para exigir, por ejemplo, marquesinas o portales -tan requeridos en el sur de nuestro país- o el establecimiento de condiciones de arborización y exigencias de instalaciones subterráneas, entre otros aspectos urbanísticos indispensables para el adecuado desarrollo de los centros urbanos. Asimismo, el artículo 184 de la Ley General de Urbanismo y Construcciones, incorporado por la ley No 20.958, faculta a los planes reguladores comuincentivos con el objeto de inducir o colaborar con el mejoramiento de los niveles de integración social y sustentabilidad urbana.  Además, se precisa relevar en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, la presunción de legalidad, de imperio y exigibilidad frente a sus destinatarios, que gozan los permisos de construcción, aprobaciones y autorizaciones emanados de los Directores de Obras Municipales, a contar de su entrada en vigencia, en concordancia con la Ley 19.880 que establece Bases de los Procedimientos Administrativos que rigen los Actos de los Órganos de la Administración del Estado.

Atendida la naturaleza de lo expuesto, y frente a la urgencia de modificar la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, el Decreto en comento incorpora a la ordenamza, el concepto de “área libre”. Establece también que los permisos, aprobaciones y autorizaciones emitidas por los Directores de Obras Municipales gozan de una presunción de legalidad, de imperio y exigibilidad frente a sus destinatarios, desde su entrada en vigencia, en conformidad al inciso final del artículo 3 de la Ley 19.880 que establece Bases de los Procedimientos Administrativos que rigen los Actos de los Órganos de la Administración del Estado.

Por último, agrega un nuevo artículo 2.1.10. bis, el que establece que la Planificación Urbana Comunal regulará el desarrollo físico de las áreas urbanas, a través de un Plan Regulador Comunal, cuyas disposiciones se referirán a aspectos urbanísticos que enumera.

Ver texto completo