En fallo dictado el pasado 25 de septiembre, la Corte Suprema señaló que la actividad realizada por las sociedades cuyo giro son las inversiones pasivas, no constituye ni configura el hecho gravado que contempla el artículo 23 del Decreto Ley N° 3063 de 1979.

Agrega que atendido que este tipo sociedad no se encuentra gravada por su actividad de inversión pasiva tampoco corresponde hacer una interpretación extensiva del hecho gravado para aplicarle el tributo, dado que el principio de legalidad o de reserva legal en materia tributaria determina que no se cumplen los presupuestos que los artículos 23 y siguientes de la Ley de Rentas Municipales indican para que se cobre el mencionado tributo. En este contexto, resulta ineludible concluir que no ha podido devengarse patente comercial alguna.

Ver texto completo del fallo