Veronika Wegner A.
Profesora de Derecho Civil, Universidad Adolfo Ibáñez


En autos Rol N°83641-2020 seguidos ante la Corte Suprema se revisa una sentencia de la Corte de Apelaciones de Temuco, que confirmó la de primer grado, declarándose el tribunal incompetente para conocer y resolver una solicitud en procedimiento especial indígena seguido en gestión voluntaria ante el Tercer Juzgado Civil de la misma ciudad y que perseguía la declaración de posesión notoria de varios interesados respecto de su madre.

Ninguno de los peticionarios tenía filiación determinada y dos de ellos se encontraba fallecido al momento de la solicitud, al igual que la madre pretendida. Se acompañó a los autos por parte del Subdirector Nacional de la CONADI, Informe Técnico que concluía que los solicitantes eran hijos de la madre supuesta, tras haberse entrevistado a tres personas, dos de ellas mayores de 70 años “que efectivamente conocieron a la madre de los solicitantes, y que han vivido en el sector desde siempre, y que dan fe de haber conocido a la familia de los solicitantes”, por lo que era posible acreditar la relación de parentesco, conforme lo dispuesto en el artículo 4° de la Ley N°19.253.

Los tribunales de instancia resolvieron rechazar la solicitud en razón de dos cuestiones: en primer lugar, por haberse fundado la solicitud en lo dispuesto en los artículos 200, 309 y 310 del Código Civil, normas que se refieren a las acciones de filiación y al valor que debe otorgar el juez de Familia a las posesiones notorias de estado civil; y en segundo lugar, por existir tribunales especializados para conocer y resolver la solicitud planteada, siendo estos asuntos de exclusiva competencia de los Tribunales de Familia, según dispone el artículo 8° de la Ley N°19.968.
El recurso de casación en el fondo interpuesto por los recurrentes y que origina la causa que revisamos se funda –en lo que nos interesa- en la infracción de lo dispuesto en el artículo 4° de la Ley N°19.253.

La disposición en comento señala –en lo pertinente- que “[p]ara todos los efectos legales, la posesión notoria del estado civil de padre, madre, cónyuge o hijo se considerará como título suficiente para constituir en favor de los indígenas los mismos derechos y obligaciones que, conforme a las leyes comunes, emanen de la filiación legítima y del matrimonio civil. Para acreditarla bastará la información testimonial de parientes o vecinos, que podrá rendirse en cualquier gestión judicial, o un informe de la Corporación suscrito por el Director”.

La Corte tiene a bien acoger el recurso intentado, dictando la respectiva sentencia de reemplazo por la que se declara que el Tribunal Civil de primera instancia es competente para conocer la solicitud tendiente a la declaración de estado de posesión notoria de hijos respecto de la madre pretendida….

Continúa leyendo artículo completo