Con fecha 30 de julio de 2022, se publicó la Ley N° 21.467, que Modifica el Código Penal, para sancionar el ultraje de cadáver y de sepultura.

Objetivo

El presente texto legal busca consagrar como delito la mutilación o descuartizamiento del cuerpo sin vida, a efectos de que se proteja el bien jurídico que corresponde y los demás que se pudiesen ver afectados con la ejecución del delito.

La ley conocida como “Ley Nibaldo”, que debe su nombre al caso del profesor Nibaldo Villegas, quien fue asesinado y posteriormente descuartizado por quien fuera su pareja, pretende tipificar como delito la mutilación de un cadáver y que sea sancionado de acuerdo con la brutalidad de este tipo de hechos.

Contenido de la Ley

En lo fundamental, la nueva regulación incorpora la figura penal del “ultraje de cadáver”, disponiendo una nueva sanción que implica una pena de reclusión menor en su grado medio, es decir 541 días a 3 años, para el que en menosprecio de la memoria de quien hubiere muerto, exhume total o parcialmente sus restos humanos; sustraiga restos humanos de quien los tuviere legítimamente, o manipule restos humanos o cenizas, realizando actos que los afecten considerablemente.

Por otra parte, también regula el “ultraje de sepultura”, estableciendo la misma sanción mencionada precedentemente, para quien en menosprecio de la memoria de quien hubiere muerto, profane su sepultura.

Modificaciones

La norma en comento deroga el artículo 321 del Código Penal, y agrega los nuevos artículos 322 bis y 322 ter.