Título del Proyecto:
Proyecto de reforma constitucional que regula estado de alerta para prevenir daños a infraestructura crítica.

Etapa en que se encuentra:
– Discusión Informe Comisión Mixta por rechazo idea de legislar C. Revis. (C. Diputados)
– Discusión informe de Comisión Mixta

Fecha de Ingreso:
Martes 26 de noviembre, 2019


La iniciativa debe ser ahora votada por la Sala de la Cámara de Diputadas y Diputados y, de ser aprobada, quedaría en condiciones de ser remitido al Ejecutivo para su promulgación.

Con 37 votos a favor, 1 en contra y 3 abstenciones la Sala del Senado aprobó entregar al Presidente de la República la facultad de disponer que las Fuerzas Armadas se hagan cargo de la protección de la infraestructura crítica del país cuando exista peligro grave o inminente.

Ello, tras ratificar el informe de la Comisión Mixta que tuvo a su cargo zanjar las diferencias en torno a esta iniciativa que tuvo su origen en una moción de los senadores Carmen Gloria Aravena y Kenneth Pugh.

En lo fundamental, el proyecto incorpora una nueva disposición a la Carta Fundamental que entrega al Presidente de la República la facultad de «disponer, mediante decreto supremo fundado, suscrito por los Ministros del Interior y Seguridad Pública, y de Defensa Nacional, que las Fuerzas Armadas se hagan cargo de la protección de la infraestructura crítica del país cuando exista peligro grave o inminente a su respecto»

Se entenderá por infraestructura crítica, el conjunto de instalaciones, sistemas o servicios esenciales y de utilidad pública, así como aquellos cuya afectación cause un grave daño a la salud o al abastecimiento de la población, a la actividad económica, al medioambiente o a la seguridad del país.

Asimismo, la infraestructura indispensable para la generación, almacenamiento y distribución de los servicios e insumos básicos para la población, tales como energía, agua o telecomunicaciones; la relativa a la conexión vial, aérea, terrestre, marítima, portuaria o ferroviaria, y la correspondiente a servicios de utilidad pública, como los sistemas de asistencia sanitaria o de salud.

El proyecto dispone que el uso de esta atribución no podrá afectar los derechos y garantías constitucionales, ni los tratados sobre Derechos Humanos ratificados por Chile, y señala que las Fuerzas Armadas tampoco podrán asumir funciones relacionadas con el control o restablecimiento del orden público.

Esta medida no podrá extenderse por más de 60 días, sin perjuicio de que pueda prorrogarse por igual período, con acuerdo del Congreso Nacional. Además, el Presidente de la República deberá informar al Congreso Nacional de las medidas adoptadas una vez concluido su ejercicio y dentro del plazo de cinco días.

Cabe recordar que el debate de esta iniciativa comenzó en la jornada del martes 28 de junio con la relación del presidente de la Comisión Mixta, senador Matías Walker y del senador Kenneth Pugh .

DEBATE

Durante la votación de la iniciativa, intervinieron los senadores:

Iván Moreira

“¿Cómo puede el Gobierno marginarse del proyecto? Lamento que lo hiciera. Me preocupa la regulación del uso de la fuerza. Ante la amenaza de una persecución, Carabineros y las FF.AA. prefieren abstenerse, entonces ¿de qué servirá poner a los militares a defender la infraestructura crítica? Creo que este es un proyecto responsable y ajustado a estos difíciles tiempos”.

Pedro Araya

“Hemos logrado diseñar un instrumento normativo y de política pública eficiente y moderno destinado a brindar protección a la infraestructura crítica del país estableciendo limites objetivos asociados a su función y en pleno respeto de los derechos y garantías de las personas…esta legislación va a permitir que el presidente cuente con una herramienta que no genera la tensión de un estado de excepción constitucional”

Francisco Huenchumilla

“Este proyecto introduce una materia distinta porque no se le pide a las FFAA que estén en temas de orden público…me inclino a que esta reforma puede ser una herramienta que posibilite al gobierno trabajar en seguridad interior del Estado en puntos críticos ..este es un avace positivo en nuestra legioslaci´pon y tomando en cueta que esto i9mñlica responsabilidades de la sFF.AA que hay que complementar en la legislación.

José Miguel Durana

“Medidas de resguardo de la infraestructura crítica existen en otros países … eso significa que estamos en la línea de lo que de verdad tenemos que hacer para proteger a los chilenos y chilenas. Que estas medidas extraordinarias sean revisadas por el Congreso permite que se genere un espacio de reflexión sobre continuar o no con la medida”

Javier Macaya

“Este es un texto muy razonable que equilibra las garantías constitucionales con el resguardo de la infraestructura crítica por parte de las FF.AA. El contexto de violencia, el aumento del crimen organizado, la obligación del Estado de garantizar la continuidad de servicios tan necesarios como el agua potable, la luz, el Metro, las rutas, hacen fundamental que estemos avanzando en esta iniciativa”

Carmen Gloria Aravena

“Solamente el Metro y las estaciones que fueron destruidas implicaron para el país más de 300 millones de dólares en inversión, también hubo municipios y gobernaciones que fueron incendiadas y eso tiene un costo para el país…esto es algo que se usa muchísimo en países más desarrollados y creemos que viene a darle al Presidente una atribución que no implique un estado de excepción”

José Miguel Insulza

“No nos engañemos. Los protegidos son los ciudadanos chilenos medios, que quieren tomar agua potable, el transporte público, tener a sus hijos asistiendo a escuelas y universidades, asistiendo a centros de salud y que desgraciadamente no creíamos indispensable proteger. No quisiéramos un proyecto como este, pero me parece indispensable hoy. (…) Se plantea claramente en ocasiones de emergencia, cuando no hay suficientes policías para proteger (…)”

Gustavo Sanhueza

“Desde ya manifiesto mi voto a favor (…) Qué importante es poder contar con una atribución con esta envergadura. Esperamos que los hechos sucedidos en octubre del 2018 y en los meses posteriores, no se vuelvan a repetir y que las demandas y la válida manifestación se pueda dar siempre en un contexto pacifico, sin cometer delitos tan graves (…)”.

Matías Walker

“Quiero valorar el amplio consenso que se generó. Este proyecto va mucho más allá de la macro zona sur, será una facultad permanente, que estará a disposición del Presidente para requerir de las FF.AA. el resguardo de infraestructura que tiene que ver con servicios básicos, (…) sin afectar derechos, libertades o garantías individuales. Será un estado de alerta que funcionará de manera rápida, eficaz (…) Espero que esto esté en la nueva Constitución que Chile necesita”.

Jaime Quintana

“El que en este momento nadie esté hablando de la Araucanía no es algo casual, no está pensado en la Araucanía, se señala expresamente que aquí no se pueden restringir derechos de ninguna especie (…) Destacar la capacidad de ponernos de acuerdo cuando hay un fin superior, donde no se pone por delante lo individual (…). Chile necesita tener una herramienta de escalada de mayores niveles de violencia”.

Fabiola Campillai

“Para mí es un tema difícil (…) Militares y Carabineros no fueron blancas palomas cuando tenemos a más de mil personas dañadas (…) Voto en contra, porque los militares no deben salir a las calles, la gente y el mundo en el que vivo no cree en ellos (…) Los invito a pensar en su voto, porque tuvimos mucha gente que hasta el día de hoy ha intentado suicidarse por lo que pasó”.

Francisco Chahuán

“Se estima que más de dos mil Carabineros han debido resguardar infraestructura crítica. En Estados Unidos se habla de instalaciones, redes, cadenas de suministro y tecnología de la información cuya interrupción o destrucción tendría un impacto negativo en la población. Acá se plantea un plazo de 60 días y no se autoriza quitar derechos fundamentales. Creo que el informe que se presenta es correcto”.

Luciano Cruz Coke

“Esta iniciativa tiene tres elementos valiosos como es el resguardo de la infraestructura crítica, el plazo de 60 días y la regulación por medio de un Decreto Supremo. Si esto fuera ley, tendríamos a las Fuerzas Armadas resguardando elementos que son básicos para la población como la energía y los suministros de alimentos. Esto no afecta los Derechos Humanos como se dijo”.

Gastón Saavedra

“Este proyecto es necesario. Hay que pensar qué pasa cuando se ve afectado el funcionamiento del país en todas sus áreas. Es importante que se dé cuenta de cómo se ha aplicado esta herramienta. Se genera una condición superior de protección del Estado. Creemos que con esto se avanza pensando en el bienestar de la población y la calidad de vida”.

Alfonso De Urresti

“En las primeras discusiones tuve reparos al texto pero se ha ido mejorando cuando se dejó de acotar al conflicto de la macrozona sur. Ahora se entrega esta facultad al Presidente, de manera que él disponga que las Fuerzas Armadas resguarden la infraestructura crítica en determinados casos. Con esto se respalda la política sistemática del Ministerio del Interior”.

Rojo Edwards

“No era necesario demorarse tanto para legislar algo de sentido común. Valoro que muchos que se oponen a todo avance en seguridad, entiendan que esto es importante. La seguridad es la principal demanda pero el gobierno está ausente en esto. En la Constitución presentada no hay nada al respecto. Es inaceptable que no llame la atención que vuele un avión extranjero sin permiso, en nuestro país”.

Alejandro Kusanovic

“En todo el mundo y, a lo largo de la historia cuando la normalidad de un país se pierde, las fuerzas policiales son superadas y se recurre a las Fuerzas Armadas para proteger a la población. Esta ley va en ese sentido para proteger la infraestructura crítica y a la población”.

David Núñez

“Este proyecto se presentó en la Cámara y lo voté en contra porque esto se hizo en medio de las protestas por el estallido social. En La Serena hubo un intento de saqueo en el mall y los militares se formaron y se les ordenó disparar. El proyecto que estamos votando tampoco es el mismo, se avanzó en forma detallada la definición de infraestructura crítica, pero aun así me debo abstener”.

Juan Antonio Coloma

“Considero que parte de la justificación del rol del Estado es hacerse cargo en momento cuando el estado de derecho se desborda y estamos hablando de los límites, de la transgresión. Esta es una norma excepcional y de menor intensidad que los estados de excepción constitucional, los autores del proyecto se hacen cargo de una realidad que nos ha tocado vivir”.

Ver Boletín N° 13086-07

Fuente: www.senado.cl