Los medicamentos no siempre son necesarios.
La creencia en la recuperación siempre lo es.
Norman Cousins


El Pacto de Derechos Sociales y Culturales (PIDESC) reconoce el derecho de acceso a los medicamentos como el derecho a las personas a que se les facilite la entrega de medicamentos esenciales. Por ende, los Estados parte deben establecer las medidas políticas y normativas con el fin de que ello se haga efectivo. Eso incluye la reglamentación respecto a los precios de los medicamentos que, en atención al Pacto, debe considerar que ello no sea un obstáculo para que una persona, independientemente de su situación socioeconómica, pueda obtenerlo. También considera toda política sanitaria destinada a mejorar las condiciones de disponibilidad y garantía de dicha prerrogativa. Sin embargo, el PIDESC sólo reconoce este derecho de los medicamentos esenciales, de modo que aquellos fármacos que no sean considerados como tales el Estado parte no está obligado a suministrarlo.

 

En el presente documento se revisará el derecho de acceso a los medicamentos, desde una perspectiva de derecho humano y como política pública. A continuación, se estudia la problemática de las patentes farmacéuticas, el mercado de los medicamentos, sus costos de producción y en especial se estudia todo el costo asociado a los medicamentos más caros del mercado que justifican sus altos costos porque serían un gran descubrimiento. Por último, se revisa la legislación nacional y la institucionalidad que regula el ingreso y distribución de los fármacos. El objetivo es hacer una revisión crítica del mercado de los medicamentos que históricamente ha sido tratado como un bien más de consumo y por ende sujeto a las reglas de la oferta y la demanda, cuando debiera ser tratado como un bien de política publica sanitaria, contar con regulación de precios y en el cual el Estado debiera tener mayor control y participación en su regulación y distribución.

PALABRAS CLAVES:

 Fármacos-medicamentos-mercado-blockbuster-costos-precio

1. ACCESO A MEDICAMENTOS: ¿UN DERECHO SIN LÍMITES?

El acceso a medicamentos puede ser visto desde dos puntos de vista: como un derecho humano y como política pública. No obstante, están íntimamente ligados, ya que la imposibilidad de llevar a efecto la primera afecta directamente el segundo. En ambos casos, su concreción se ha visto afectada por las patentes farmacéuticas que, aunque su objetivo inicial es proteger la inversión primaria de su descubridor, diferentes tratados internacionales han reforzado la propiedad intelectual, teniendo como consecuencia que los medicamentos se demoren más años en quedar liberados y que el precio que le impone el laboratorio se mantenga a niveles muy elevados, situación que ocurre especialmente con los medicamentos huérfanos.


Carolina Carreño Orellana. Abogada, Doctoranda en Derecho Universidad de Valparaíso. Magister en Derecho Constitucional de la Pontificia Universidad Católica de Chile, docente de Derecho Constitucional en la Universidad Católica Raul Silva Henriquez. Asesora Legislativa Cámara de Diputados 2022-2026.

 

Ver texto completo