Con fecha 10 de mayo de 2022, fue publicada en el Diario Oficial la Ley N° 21.437, que modifica la Ley N°18.892, General de Pesca y Acuicultura, con el objeto de considerar a las marejadas como fuerza mayor, para evitar la caducidad de la inscripción de los pescadores artesanales en el registro respectivo.

Objetivo

El nuevo texto legal busca que no se contabilice como periodo inactivo, aquel en que los pescadores artesanales no puedan trabajar, debido a los daños causados por las marejadas, evitando que sean eliminados del Registro de Pesca Artesanal por esta razón.

Concretamente, la ley tiene como propósito evitar la caducidad de la inscripción de los pescadores artesanales considerando las marejadas como una condición irresistible que impide el ejercicio de la pesca, ello en virtud del aumento de la incidencia de dicho fenómeno en las costas del país, lo que obliga a los pescadores a suspender su actividad.

Contenido de la ley

La presente normativa precisa que, si por efecto de las marejadas o de cualquier otro fenómeno climático que se produzca en el mar, se causare el varado de algas, las medidas de administración que hayan sido dictadas respecto de dichos recursos podrán contemplar excepciones respecto de las vedas o cuotas sobre ellos.

Asimismo, dispone que se considerará caso fortuito o fuerza mayor las marejadas que hayan impedido la actividad extractiva, lo que se acreditará con un certificado de la autoridad marítima que dé cuenta del cierre de los puertos de la región por dicho motivo.

Modificaciones

La norma en comento modifica los artículos 3° y 55, de la Ley General de Pesca y Acuicultura.