1. Corte de Apelaciones de Punta Arenas. Reclamación de multa administrativa. Multa aplicada por la Inspección del Trabajo. Protección de la maternidad y bienestar del hijo menor de 2 años. Obligación de pagar bono por sala suficiente en situaciones excepcionales en que el empleador se ve imposibilitado de otorgar el beneficio.

2. Corte de Apelaciones de Santiago. Acción de tutela laboral, despido indirecto y cobro de prestaciones. Principio del derecho laboral de protección a la maternidad, paternidad y a la vida familiar. Cumplimiento de la obligación del empleador del Derecho a sala cuna. Empleador no está obligado a pagar del bono si cumplió con su obligación de poner a disposición de la trabajadora el jardín infantil y fue ella quien matriculó a su hija en lugar distinto de aquél.

3. Corte de Apelaciones de Santiago. Cobro de prestaciones laborales. Bono compensatorio de sala cuna.Protección a la maternidad, paternidad y a la vida familiar. Derecho a sala cuna. Formas de cumplimiento de obligación del derecho a sala cuna. Legislación no contempla el cumplimiento por equivalencia del derecho a sala cuna. Menor que, por diversas enfermedades, no puede acudir a sala cuna. Aplicación de principio general del derecho hace procedente el pago de bono compensatorio de sala cuna.


Estimados usuarios:

Para visualizar estas sentencias debe tener iniciada su sesión en Westlaw, en caso de solicitársele clave OnePass, por favor, comunicarse con nuestra área de servicio al cliente al 22510 5000.


1. Corte de Apelaciones de Punta Arenas.

Reclamación de multa administrativa. Multa aplicada por la Inspección del Trabajo. Protección de la maternidad y bienestar del hijo menor de 2 años. Obligación de pagar bono por sala suficiente en situaciones excepcionales en que el empleador se ve imposibilitado de otorgar el beneficio.

Fecha Sentencia: 16/02/2022

Cita online: CL/JUR/6552/2022

Ver texto completo

Hechos:

Reclamante recurre de nulidad en contra de la sentencia definitiva, que rechazó la reclamación interpuesta en contra de la Inspección Provincial del Trabajo, respecto de la resolución de multa, confirmando la sanción. Analizado lo expuesto, la Corte de Apelaciones rechaza el recurso de nulidad interpuesto.

Considerandos relevantes.

NOVENO: Que los anteriores razonamientos a juicio de estos sentenciadores no infringen el artículo 203 del Código del Trabajo como lo afirma el recurrente, puesto que los mismos concuerdan con el contenido de los ordinarios y dictámenes antes transcritos, teniendo presente que la Dirección del Trabajo en el ejercicio de la función que le asigna la ley de fijar de oficio o a petición de parte por medio de dictámenes el sentido y alcance de las leyes del trabajo (artículo 1° letra b) del DFL N° 2 de 1967, L.O.C. de la Dirección del Trabajo) han establecido la posibilidad de pagar un bono cuando en situaciones excepcionales en que el empleador se ve imposibilitado de otorgar el beneficio de la sala cuna en alguna de las formas que el artículo 203 señala lo que no implica por el carácter de los derechos laborales renunciar a tal derecho conforme lo dispone el artículo 5°, inciso 2° del Código del Trabajo, debiendo el monto del beneficio ser equivalente a uno compensatorio de los gastos que irrogaría la atención del menor en una sala cuna o permitir solventar los gastos de atención y cuidado en su propio domicilio o en el de la persona que preste los servicios respectivos. Todo lo anterior siguiendo el sentido inspirador del artículo 203 del Código del Trabajo que busca compatibilizar la maternidad con el rol de trabajadora, su tranquilidad y la debida protección y bienestar del hijo menor de 2 años, por lo que si la cuantía del bono compensatorio es exigua o no es suficiente para cubrir el gasto equivalente a contratar a un tercero que cuide al hijo mientras la mujer trabaja, cual es la situación de autos, en la práctica se le está privando del derecho establecido en el citado artículo 203 del Código del Trabajo. Que las anteriores obligaciones les corresponde asumir al Estado de Chile conforme a los diversos Tratados suscritos como la Convención sobre los Derechos del Niño y la Convención sobre eliminación de todas formas de discriminación contra la mujer.

Por todo lo anterior, y compartiendo esta Corte los razonamientos del fallo en revisión, concuerdan con el rechazo de la reclamación deducida, como igualmente el del recurso de nulidad interpuesto por errónea aplicación de la ley, estimando que el mismo se ha dictado con estricta sujeción a la misma.


2. Corte de Apelaciones de Santiago.

Acción de tutela laboral, despido indirecto y cobro de prestaciones. Principio del derecho laboral de protección a la maternidad, paternidad y a la vida familiar. Cumplimiento de la obligación del empleador del Derecho a sala cuna. Empleador no está obligado a pagar del bono si cumplió con su obligación de poner a disposición de la trabajadora el jardín infantil y fue ella quien matriculó a su hija en lugar distinto de aquél.

Fecha Sentencia: 22/01/2020

Cita Online: CL/JUR/8697/2020

Ver texto completo

Hechos:

Ambas partes recurren de nulidad en contra de la sentencia definitiva, que rechazó en todas sus partes la denuncia de tutela por vulneración de derechos fundamentales y la demanda subsidiaria de despido indirecto. Analizado lo expuesto, la Corte de Apelaciones acoge el recurso de nulidad impetrado por la parte demandada.

Considerandos relevantes.

SEXTO: Que la protección a la maternidad, paternidad y a la vida familiar es un principio de derecho laboral, y consiste en que la ley reconoce la existencia de derechos, subsidios y fuero tanto a las trabajadoras embarazadas, como a los padres trabajadores y un subsidio a las trabajadores y trabajadoras que tienen a su cuidado un menor, con el objeto de resguardar la igualdad de oportunidades, de trato entre hombres y mujeres, y permitir que los trabajadores constituyan familias en condiciones de igualdad. Esta protección no solo aparece reconocida en los artículos 194 y siguientes del Código del Trabajo, sino que también en el Convenio 103 sobre Protección a la Maternidad del año 1952. Ratificado con fecha 14 de octubre de 1994, Promulgado mediante DS 1907 de 03 de noviembre de 1998, publicado en D.O. de 03 de marzo de 1999.

SEPTIMO: Que, entre aquellos, encontramos el derecho a sala cuna la que debe ser mantenida o financiada por la empresa en la que se labora, siempre que en ella existan 20 o más trabajadoras, cualquiera sea el estado civil de estas. Así lo establece el artículo 203 del Código Laboral. La misma contempla que la obligación se cumple por el empleador sea manteniendo una sala cuna anexa e independiente del lugar de trabajo; sea teniendo una sala cuna en conjunto con otros empleadores; y/o pagando los gastos de sala cuna al establecimiento, directamente al que la trabajadora lleve a sus hijos o hijas.

OCTAVO: Que de acuerdo a los hechos fijados en el fallo, los que son inamovibles, la demandada contaba con una sala cuna para los hijos de las trabajadores, conforme al artículo 203 del Estatuto Laboral, sin que, por otra parte, se encuentre acreditado las razones por las que la denunciante no hizo uso del derecho y por el contrario, pagaba otro lugar en el que asistía su hija a sala cuna y no la que tenía el empleador.

NOVENO: Que, según se viene razonando, la ley en el artículo en análisis no contempla el cumplimiento de esta obligación por parte del empleador por equivalencia, esto es, mediante el pago del bono, a menos que como ya ha sido resuelto por esta misma Corte en ingreso Rol N°920 2019 exista un impedimento de tal entidad, esto es, enfermedad, ubicación del lugar, etc., que no pueda llevar al hijo menor a la sala cuna que pone a disposición el empleador.

DECIMO: Que según lo que se viene razonando, y, contrariamente, a lo sostenido en el fallo que por esta vía se impugna, se ha hecho una errónea aplicación e interpretación de la norma legal en comento, pues no concurrían los presupuestos legales para acceder al pago del bono, infracción que tuvo influencia sustancial en su parte dispositiva, desde que el fallo hizo lugar al pago de un bono compensatorio que resulta del todo improcedente.

UNDECIMO: Que, en consecuencia, el arbitrio en análisis será acogido.


3. Corte de Apelaciones de Santiago.

Cobro de prestaciones laborales. Bono compensatorio de sala cuna. Protección a la maternidad, paternidad y a la vida familiar. Derecho a sala cuna. Formas de cumplimiento de obligación del derecho a sala cuna. Legislación no contempla el cumplimiento por equivalencia del derecho a sala cuna. Menor que, por diversas enfermedades, no puede acudir a sala cuna. Aplicación de principio general del derecho hace procedente el pago de bono compensatorio de sala cuna.

Fecha Sentencia: 27/08/2019

Cita Online: CL/JUR/4920/2019

Ver texto completo

Hechos:

Demandado interpone recurso de nulidad contra la sentencia que acogió la demanda sobre cobro de bono compensatorio de sala cuna. La Corte de Apelaciones rechaza el recurso de nulidad laboral deducido.

Considerandos relevantes.

SEXTO: Que la protección a la maternidad, paternidad y a la vida familiar es un principio de derecho laboral, y consiste en que la ley reconoce la existencia de derechos, subsidios y fuero tanto a las trabajadoras embarazadas, como a los padres trabajadores y un subsidio a las trabajadores y trabajadoras que tienen a su cuidado un menor, con el objeto de resguardar la igualdad de oportunidades, de trato entre hombres y mujeres, y permitir que los trabajadores constituyan familias en condiciones de igualdad. Esta protección no solo aparece reconocida en los artículos 194 y siguientes del Código del Trabajo, sino que también en el Convenio 103 sobre Protección a la Maternidad del año 1952. Ratificado con fecha 14 de octubre de 1994, Promulgado mediante DS 1907 de 03 de noviembre de 1998, publicado en D.O. de 03 de marzo de 1999.

SÉPTIMO: Que, entre aquellos, encontramos el derecho a sala cuna la que debe ser mantenida o financiada por la empresa en la que se labora, siempre que en ella existan 20 o más trabajadoras, cualquiera sea el estado civil de estas. Así lo establece el artículo 203 del Código Laboral. La misma contempla que la obligación se cumple por el empleador sea manteniendo una sala cuna anexa e independiente del lugar de trabajo; sea teniendo una sala cuna en conjunto con otros empleadores; y/o pagando los gastos de sala cuna al establecimiento, directamente al que la trabajadora lleve a sus hijos o hijas.

OCTAVO: Que de acuerdo con lo que se ha señalado precedentemente, la norma legal no contempla el cumplimiento por equivalencia del derecho a sala cuna que le corresponde a la trabajadora respecto de su hija V.; sin embargo, estamos en el caso que, la menor no pudo asistir a ella, debido a las enfermedades que padecía, lo que fue debidamente certificado por un médico. Ante ello, la sentenciadora, constatando la existencia de un vacío en la legislación vigente, hizo aplicación del principio general del derecho laboral particularizado en el motivo sexto, acogió la demanda y condenó al demandado al pago de un bono compensatorio por el periodo indicado en el considerando quinto.

NOVENO: Que conforme se viene razonando, y, contrariamente a lo sostenido por la recurrente, en el caso planteado en autos, no cabía la aplicación del artículo 203 del Estatuto Laboral, sino que, ante el vacío en la legislación vigente, aplicó un principio general del derecho, según lo autoriza el N° 5 del artículo 459 del mismo cuerpo de leyes, de modo que la infracción de la norma denunciada no se produjo.