La medida, extendida por otros 15 días, es aplicada a las provincias de Arica, Parinacota, Tamarugal y El Loa. El objetivo planteado por el Gobierno es impulsar las mejores condiciones posibles para la solución de la compleja situación humanitaria, migratoria y de seguridad que enfrenta la macrozona.

Por 142 votos a favor, 3 en contra y 1 abstención, la Sala de la Cámara aprobó la solicitud del Presidente de la República, para extender, por 15 días, la vigencia del estado de excepción constitucional de emergencia (EECE) en cuatro provincias del norte del país, específicamente, en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta.

La medida, ahora enviada al Senado, fue solicitada por la grave alteración que ocurre en materia de orden público en esta zona. En concreto, afecta a las provincias de Arica y Parinacota, excluyendo el radio urbano de la ciudad de Arica. También se aplica a las provincias de Tamarugal y de El Loa, excluyendo el radio urbano de la ciudad de Calama.

En el documento se llama la atención sobre los efectos del fenómeno migratorio en nuestro país durante la última década. Se resalta que, en los últimos años, la situación vino a complicarse por el ingreso de personas por pasos no habilitados. Así, entre los años 2018 y 2021 se registró un aumento, por este tipo de pasos, de 6.310 a 56.586 personas.

Se recuerda que, vía decreto supremo, el 15 de febrero de este año se declaró el estado de excepción constitucional de emergencia para las citadas provincias. Luego, por el mismo mecanismo, se prorrogó por otros 15 días, el 24 de febrero. Ahora, dada la exigencia constitucional, se requiere para su extensión de la autorización del Congreso Nacional.

El EECE vence el próximo 16 de marzo. En tal plano, el Gobierno llamó a autorizar su prórroga. Esto, con el afán de impulsar el desarrollo de las mejores condiciones posibles para la solución de la compleja situación humanitaria, migratoria y de seguridad que enfrenta la macrozona.

Fundamentos

El texto explica que el EECE permite disponer de medidas para asegurar la integridad, seguridad y tranquilidad de los habitantes de las zonas fronterizas. Además, contribuye a la protección de las personas migrantes y refugiadas que ingresaron al territorio nacional.

También permite implementar una estrategia institucional dual, entre las FFAA y las de Orden y Seguridad. Ella está destinada a fortalecer el despliegue en la frontera y puntos priorizados. Asimismo, aumenta los medios de vigilancia e incrementa la probabilidad de detección de ilícitos.

Se explica que se han implementado medidas tendientes a aumentar la vigilancia en las fronteras. Igualmente, para la prevención y persecución del crimen organizado transnacional. Del mismo modo, se ha promovida la protección de las comunidades de acogida y de las personas en situación de movilidad humana.

Pese a lo anterior, se reconoce que las circunstancias que motivaron la declaración del EECE continúan subsistiendo. En tal perspectiva, se estima necesario prorrogar la declaratoria por 15 días adicionales.

“Tendrá como objetivo facilitar la adopción de estas medidas excepcionales de protección de la seguridad y de respuesta humanitaria en las zonas fronterizas del norte del país”, se acota en la solicitud presidencial.

Luego, se especifica que las acciones estarán orientadas a asegurar la protección de la vida, en particular, de aquellos más vulnerables. Igualmente, propenderán a garantizar el respeto de las obligaciones del Estado de Chile, de acuerdo con los tratados internacionales vigentes y de la Constitución.

Debate

En la discusión hubo un criterio generalizado para apoyar la prórroga del EECE para el norte. Sin embargo, los discursos fueron diversos en sus fundamentos.

Algunos criticaron que el Gobierno siga con esta política en el norte y no se la apoye en la macrozona sur. En particular, quienes representan y las regiones del Biobío y La Araucanía remarcaron que los hechos de violencia se mantienen, por lo que es preciso continuar con el EECE allí.

Otros hicieron hincapié en las diferencias entre la situación del norte y del sur del país. También, resaltaron la excepcionalidad de la medida y solicitaron no mezclar la seguridad ciudadana con el fenómeno migratorio en sí.

Por otra parte, se apeló a generar soluciones concretas que den cuenta, tanto de las necesidades locales, como del respeto de los DDHH de todos. Asimismo, se pidió enfrentar el narcotráfico y la escalada de violencia, junto con resolver el impacto migratorio en localidades no preparadas para ello.

Intervinieron Cristhian Moreira (UDI), Vlado Mirosevic (PL), Miguel Mellado (RN), José Carlos Meza (PREP), Danisa Astudillo (PS), Renzo Trisotti (UDI), Tomás De Rementería (IND), Cristián Araya (PREP), Yovana Ahumada (PDG), Jorge Rathgeb (RN), Luis Malla (PL), Jaime Araya (IND), José Miguel Castro (RN), Ericka Ñanco (RD), Johannes Kaiser (PREP), Catalina Pérez (RD), Francisco Pulgar (IND), Enrique Lee (IND), Joanna Pérez (DC), Félix González (PEV), Flor Weisse (UDI), Sebastián Videla (IND), Diego Schalper (RN), Marcela Riquelme (IND), Henry Leal (UDI), Luis Sánchez (PREP), Matías Ramírez (PC), Andrés Longton (RN), Leonardo Soto (PS), Harry Jürgensen (IND) y Juan Antonio Coloma (UDI).

Ejecutivo

Por el Ejecutivo expuso la ministra del Interior, Izkia Siches. Primero, se hizo cargo de las críticas por el retiro del EECE en la macrozona sur. Recordó que la medida se aplicó por más de cinco meses y sostuvo que se están realizando las acciones necesarias para apoyar el accionar policial y garantizar la seguridad en la zona. Por otra parte, llamó al reencuentro y resolver el conflicto por medio de políticas de Estado acordadas por todos.

Luego, Siches explicó los criterios para sostener el EECE en el norte. Entre los datos aportados, dijo que la herramienta permite desplegar a los militares en el control fronterizo. Ello, agregó, libera de dichas funciones a las policías, para centrarlas en materias de seguridad en las zonas urbanas, donde ha aumentado la delincuencia.

De igual modo, fue enfática en señalar que se está frente a una crisis migratoria y que es un tema que debe abordarse como tema país. Para ello, invitó a las y los diputados a conversar en las soluciones más adecuadas.

Fuente: www.camara.cl