Con fecha 21 de octubre de 2021, fue publicada en el Diario Oficial la Ley N° 21.384, que Autoriza la capitalización del Banco del Estado de Chile con el objeto de cumplir con las exigencias de Basilea III.

Objetivo

En términos generales, la nueva norma tiene como propósito otorgar mayor solidez financiera a esta entidad, en línea con las regulaciones internacionales que mejoran la supervisión y la gestión del riesgo de los bancos.

El objetivo central es permitir al Banco del Estado cumplir con los límites normativos de capital establecidos en la Ley N° 21.130, que moderniza la legislación bancaria. Dichos límites están en conformidad con los parámetros de Basilea III, a través de un aumento extraordinario de capital de hasta US$1.500 millones hasta diciembre de 2025 y dos mecanismos relacionados: por una parte, con la transferencia de capital en razón de las deducciones por activos por impuestos diferidos y por la otra, con los bonos perpetuos de Banco Estado.

Cabe destacar, que Basilea III es un conjunto de medidas acordadas internacionalmente que el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea ha desarrollado en respuesta a la crisis financiera de 2007-09. El objetivo de dichas medidas es reforzar la regulación, la supervisión y la gestión del riesgo de los bancos.

Contenido de la ley

La presente normativa establece la obligación del Fisco de efectuar una transferencia de capital al Banco Estado, dentro de los tres meses siguientes al momento en que haya tomado conocimiento de una disminución del patrimonio efectivo o de capital básico de esta institución bancaria, que los sitúe por debajo de los límites mínimos establecidos en la ley para la operación de los bancos.

Además, se dispone que la transferencia corresponderá a una suma equivalente al monto de los activos por impuestos diferidos generados por dicho Banco, conforme a los últimos estados financieros auditados, en la parte que corresponda a la mayor tasa impositiva que debe enterar el Banco.

Por otra parte, se faculta al Ministro de Hacienda para que, mediante uno o más decretos, y a objeto de dar cumplimiento a la obligación del Fisco señalada, efectúe transferencias de capital al Banco, dentro del plazo y por el monto señalado; las que serán financiadas con cargo a activos disponibles en el Tesoro Público, dentro de los cuales se incluyen los recursos provenientes del Fondo de Estabilización Económica y Social.

Finalmente, se impone al Banco Estado el deber de informar trimestralmente al Ministerio de Hacienda sobre su grado de cumplimiento de los requerimientos patrimoniales, relativos a los niveles de recursos que componen su patrimonio efectivo y capital básico, incluyendo una proyección de cumplimiento de tales requerimientos para los 12 meses siguientes a dicho informe y el monto de los activos por impuestos diferidos generados en el trimestre respectivo, especificando la parte que corresponda a la mayor tasa impositiva que se deba pagar.

Modificaciones legales

La norma en comento modifica el Decreto Ley N° 2.079, que Fija texto de la Ley Orgánica del Banco del Estado de Chile.