Título del Proyecto:
Promueve la generación de energía renovable

Etapa en que se encuentra:
– Primer trámite constitucional (Senado)

Fecha de Ingreso:
Miércoles 13 de octubre, 2021


El cambio climático ha puesto de manifiesto la urgente necesidad de cambiar el modelo energético a nivel mundial, implementando políticas que reduzcan el impacto ambiental, sobre todo en las actividades que generar dióxido de carbono.

La moción, patrocinada por las Senadoras Provoste y Allende y los Senadores García Huidrobro, Prohens y Girardi, establece que, a partir del año 2030, no se podrá inyectar al Sistema Eléctrico Nacional energía eléctrica proveniente de la combustión de sustancias fósiles, con el fin de reducir la emisión de gases de efecto invernadero y fomentar el uso de energías renovables.

Los autores señalan que la meta de carbono neutral al 2050, se ha establecido como uno de los mayores desafíos de los Estados a futuro, lo que se suma a otros objetivos que contempla el Acuerdo de París, instrumento internacional firmado y ratificado por Chile.

Nuestra Ley Marco de Cambio Climático, añaden, recoge ese desafío y lo institucionaliza como una Meta de Mitigación, articulando una serie de instrumentos que se entregan a los distintos organismos sectoriales de la administración y de gobierno con competencia a lo largo de la división territorial de la nación para alcanzar el objetivo.

Precisan que el plazo para alcanzar la meta es un compromiso mínimo, dado que la ley obliga a alcanzarlo a más tardar ese año, al mismo tiempo que establece un mecanismo de revisión de los avances cada 10 años, sustentado en los principios de no regresión y progresividad.

La agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), prosiguen, pone la energía asequible y no contaminante y la acción por el clima como dos de las metas para alcanzar un desarrollo sostenible.

Sostienen que existe consenso a nivel mundial respecto a la importancia y la necesidad de alcanzar la neutralidad de carbono para el año 2050, debido a los efectos de este sobre el medioambiente y, por lo tanto, sobre la vida humana y las generaciones futuras.

Luego, citan los resultados del informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático, el que declaró que la meta de alcanzar un aumento máximo de 1.50° es insuficiente y que solo permitirá mantener el aumento de la temperatura por sobre un grado a nivel planetario, lo que generará perdidas de biodiversidad masiva y varias catástrofes climáticas.

Además, el informe establece que para alcanzar la meta 2050, debe reducirse al 2030, en un 45% los niveles de emisiones de GEI respecto de los niveles del 2010 y que, en cualquier caso, la temperatura seguirá aumentando los próximos 100 años, sobrepasando los 20° C, a menos que bajemos las emisiones de Gases de Efecto Invernadero. En el peor de los escenarios, alcanzaremos un aumento de temperatura sobre los 5,70°C, lo que implicará una extinción masiva.

El sector energético, detallan, es el sector de la economía que genera mayores emisiones de Gases de Efecto Invernadero, alcanzando en Chile el 77% de las fuentes emisión. Esto, añaden, se debe a que nuestra matriz energética depende fuertemente de las fuentes primarias fósiles como carbón, diesel y gas.

Sin embargo, estiman que el desarrollo de las energías renovables no convencionales, que ha tenido un crecimiento exponencial, como el desarrollo del hidrógeno verde, augura una reconversión de la matriz acelerada, dependiendo de la ambición con que el Estado impulse este cambio.

De esta forma, observan que tenemos el desafío de abordar la transición energética desde un sistema con una alta huella de carbono, basado en energías no renovables, hacia un sistema con una baja o nula huella de carbono basado en energía renovable, considerando el acuerdo regional del que Chile participa, donde nos comprometimos con lograr que un 70% de de la matriz eléctrica sea en baso a energías renovables para el año 2030.

El gas natural, connotan, ha sido considerado una herramienta útil al momento de considerar la transición energética, dado que cuenta con una extensa infraestructura en el país y se ha establecido que, si llega a reemplazar al carbón, la generación de carbono se puede reducir hasta en un 50%. Sin embargo, sostienen que la urgencia por el cambio demanda una transformación radical del sistema de producción de energía, dado que, aun así, el gas natural constituye una industria contaminante.

Exponen que la posibilidad de abastecimiento energético con Energías Renovables en Chile ya es una realidad, considerando que será un avance progresivo y que el país cuenta con una alta capacidad para el desarrollo en esta área, lo que aportaría un sistema virtuoso donde la economía, la sociedad y el medioambiente se verán beneficiados.

Luego, destacan que un 53,3% de la capacidad instalada en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) y se estima que las cuotas de energía renovable al 2030 cubrirán un 20% de la capacidad instalada a nivel país.

Chile, afirman, se ha destacado a nivel mundial por los diversos climas presentes a lo largo del territorio que permiten alojar el desarrollo de energías renovables, tales como la energía solar, la energía eólica, el hidrógeno verde, además de mostrar un nivel sobresaliente como uno de los mejores países para invertir en energías renovables, según el ranking elaborado por BloombergNEF.

El hidrógeno verde, explican, es la denominación dada al hidrógeno que, a diferencia de otros tipos, proviene de fuentes renovables como la solar o eólica, y no produce emisiones de dióxido de carbono (C02) durante el proceso de generación.

Chile, reconocen, cuenta con una estrategia nacional de hidrógeno verde en el desafío de alcanzar la generación de energía limpia, por lo que su producción y almacenamiento permite avanzar tempranamente hacia un sistema eléctrico con fuentes de energías totalmente renovables, incluso para que se pueda exportar al resto del mundo.

El proyecto de ley prohíbe la inyección de energía eléctrica proveniente de la combustión al Sistema Eléctrico Nacional, a partir del primero de enero de 2030, con el objeto de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y promover el abastecimiento a través de energías renovables.

Ver Boletín N° 14652-08

Fuente: www.diarioconstitucional.cl