Título del Proyecto:
Modifica el artículo 19, número 1°, de la Carta Fundamental, para proteger la integridad y la indemnidad mental con relación al avance de las neurotecnologías.

Etapa en que se encuentra:
– Disc. informe C. Mixta por rechazo de modificaciones C. Revisora (C. Diputados)
– Discusión informe de Comisión Mixta

Fecha de Ingreso:
Miércoles 7 de octubre, 2020


Durante el debate, los senadores reflexionaron sobre la importancia de entregar mayores recursos para el desarrollo científico. También se hizo ver la necesidad de atisbar la nueva realidad y los cambios legislativos respectivos.

Con 37 votos a favor, (votación unánime) la Sala entregó su respaldo al informe de la Comisión Mixta conformada para zanjar las diferencias entre ambas Cámaras, respecto al proyecto que modifica la Constitución Política con el fin de proteger la integridad y la indemnidad mental con relación al avance de las neurotecnologías, convirtiéndose así en una votación histórica y transversal.

La iniciativa pionera a nivel mundial, tiene como fin resguardar la información cerebral de todas las personas, considerando que las actuales tecnologías permiten extraer e insertar datos. La idea es proteger lo más íntimo de cada ser humano: sus pensamientos y emociones que le son únicos.

La Comisión de Desafíos del Futuro, Ciencia, Tecnología e Innovación es la instancia que ha trabajado en conjunto al neurocientífico Rafael Yuste y a expertos de las universidades chilenas no sólo en esta reforma constitucional sino también en el proyecto de protección de los neuroderechos y la integridad mental, y el desarrollo de la investigación y las neurotecnología (Boletín N° 13828-19).

LO APROBADO

Respecto a la reforma constitucional propiamente tal, debido a diferencias que se expresaron en la tramitación se convocó una Comisión Mixta, cuyos integrantes concordaron el siguiente texto que fue aprobado por los senadores y que ahora deberá ser revisado por los diputados y diputadas:

“El desarrollo científico y tecnológico estará al servicio de las personas y se llevará a cabo con respecto a la vida y su integridad física y síquica. La ley establecerá los requisitos, condiciones y restricciones para su uso en las personas debiendo resguardar especialmente la actividad cerebral e información de ella”.

PROYECTO TRANSVERSAL E INNOVADOR

Al inicio de la discusión en Sala, el presidente de la Comisión de Desafíos del Futuro, el senador Guido Girardi valoró el apoyo transversal que ha tenido el proyecto, tanto a nivel de legisladores como de asesores que representan think tank. “Esta iniciativa nació al alero del director del proyecto Brain: Rafael Yuste, él nos advirtió del riesgo de las neurotecnologías (…) Esto nos llevó a unir a todas las universidades chilenas. Todos ellos están detrás de esta norma”, describió haciendo énfasis en su carácter innovador.

“Hoy lo importante es el control de los datos, de allí que los cerebros de los seres humanos sean tan relevantes. La disputa es por la atención de las personas y para ello se usa la Inteligencia Artificial (IA) (…) Así tomamos la decisión de generar un nuevo derecho humano que busca garantizar la integridad física y síquica”, describió.

Antes de la votación intervinieron el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Andrés Couve; y la subsecretaria de Ciencia, Carolina Torrealba, quienes valoraron el debate poniendo énfasis en el interés del Ejecutivo de participar en los temas de futuro.

Al momento de fundamentar su votación, hicieron uso de la palabra los siguientes congresistas:

FRANCISCO CHAHUÁN

“Nos estamos adelantando a los desafíos del mañana. Este es un proyecto innovador en el mundo porque se protegen los datos neuronales, la indemnidad mental de las personas. Las nuevas tecnologías podrían entrar en la interfaz cerebro-máquina y de hecho ya lo están haciendo, y por eso queremos regular sus consecuencias”.

JUAN ANTONIO COLOMA

“Aquí se busca el respeto íntegro a la voluntad de las personas. Se quiere reconocer el fuero más íntimo de cada uno. Se establece el principio de servicialidad porque la tecnología debe estar al servicio de las personas. La tecnología no es buena o mala en sí misma, sus usos son los que hay que regular”.

KENNETH PUGH

“Es importante legislar de manera anticipada frente a la convergencia digital. Hoy todo se puede analizar porque los datos están en todas partes. Nuestro cerebro trabaja de manera eléctrica almacenando información que se puede extraer o insertar. Por eso este resguardo”.

JOSÉ MIGUEL DURANA

“Este proyecto asume el límite que debe ponerse al desarrollo científico y tecnológico. Se pone énfasis en el resguardo de la actividad cerebral puesto que su afectación debe estar protegida. El orden constitucional debe consignar esta nueva realidad”.

CAROLINA GOIC

“Quiero sumarme a la satisfacción de avanzar en esta ley que protege algo esencial como es la actividad cerebral. Acá asumimos un desafío que va más allá de la lógica de izquierda-derecha y ello nos lleva a estar a la vanguardia en la elaboración de leyes”.

ALFONSO DE URRESTI

“Esta reforma constitucional es de avanzada pero las políticas de Estado en ciencia, han sido mezquinas. Hacemos lindas declaraciones del avance de la tecnología pero con una estructura raquítica. La centralización es otro problema evidente cuando hablamos de investigación”.

FRANCISCO HUENCHUMILLA

“En el país estamos trabajando en un acuerdo amplio por una nueva Constitución. En este escenario estamos discutiendo un nuevo derecho de última generación como es el resguardo de la información cerebral. Esto indica que los senadores que han impulsado esta norma, han atisbado positivamente”.

ISABEL ALLENDE

“Es positivo incorporar este nuevo derecho pero quiero recordar la baja inversión en ciencia. El desarrollo también implica ciencia y tecnología. El Instituto de Neurociencia de Valparaíso debe ser respaldado en la ley de presupuestos, en esta dirección donde se valora la información y el uso que se puede hacer de ella”.

CARLOS MONTES

“Elaborar una constitución hoy tiene muchas complejidades. Con convicción voto a favor, reitero la felicitación a los autores. Me parece grave lo que pasa con el Instituto de Tecnología que está en la Corte de Apelaciones. Los institutos extranjeros que investigan en Chile se están yendo y eso preocupa también”.

Ver Boletín N° 13827-19

Fuente: www.senado.cl