1. Corte de Apelaciones de Santiago. Recurso de protección. Rechazo de licencia médica postnatal. Estado consagró el derecho de la mujer de interrumpir el embarazo por razones médicas. Improcedencia que órganos administrativos denieguen el derecho al descanso establecido en el artículo 195 del Código del Trabajo. Certificado médico permite verificar la concurrencia de un parto. Improcedencia de exigir la supervivencia del feto. Finalidad del descanso post natal. Descanso posnatal sólo requiere la existencia de un parto, sin que se condicione a la sobrevida del o la recién nacido/a. Parto inducido no pierde su naturaleza. Vulneración de la igualdad ante la ley. Interpretación de la norma que confiera mayor protección y amparo en el ejercicio de los derechos laborales de la trabajadora.

2. Corte de Apelaciones de Santiago. Recurso de protección. Rechazo de licencia médica post natal. Elemento fundamental para distinguir sobre la existencia de un parto son las semanas de gestación a la fecha de la perdida. Certificado que corrige las semanas de gestación determina que hubo parto. Improcedencia de rechazar la licencia post natal. Vulneración de la igualdad ante la ley, del derecho a la integridad psíquica y del derecho de propiedad. Descanso laboral post natal también tiene por finalidad que la madre pueda recuperarse desde el punto de vista biológico. Descanso o licencia de post natal sólo requiere que se produzca un parto.

3. Corte de Apelaciones de Santiago. Recurso de protección. Negativa de ejercer derecho a licencia post natal parental. Acreditada la relación de progenitor del niño tanto COMPIN como SUSESO han incurrido en una ilegalidad y arbitrariedad. Vulneración del derecho a la igualdad.


Estimados usuarios:

Para visualizar estas sentencias debe tener iniciada su sesión en Westlaw, en caso de solicitársele clave OnePass, por favor, comunicarse con nuestra área de servicio al cliente al 22510 5000.


1. Corte de Apelaciones de Santiago.

Recurso de protección. Rechazo de licencia médica postnatal. Estado consagró el derecho de la mujer de interrumpir el embarazo por razones médicas. Improcedencia que órganos administrativos denieguen el derecho al descanso establecido en el artículo 195 del Código del Trabajo.  Certificado médico permite verificar la concurrencia de un parto. Improcedencia de exigir la supervivencia del feto. Finalidad del descanso post natal. Descanso posnatal sólo requiere la existencia de un parto, sin que se condicione a la sobrevida del o la recién nacido/a. Parto inducido no pierde su naturaleza. Vulneración de la igualdad ante la ley. Interpretación de la norma que confiera mayor protección y amparo en el ejercicio de los derechos laborales de la trabajadora.

Fecha Sentencia: 15/06/2021

Cita online: CL/JUR/59710/2021

Ver texto completo

Hechos:

Particular interpone recurso de protección en contra de la Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez Subcomisión Oriente, señala como arbitraria e ilegal la resolución que confirmó el rechazó de su licencia médica postnatal. La Corte de Apelaciones acoge la acción constitucional deducida.

Considerandos relevantes.

Séptimo: Que el artículo 119 del Código Sanitario, modificado por la Ley 21.030 prescribe: «Mediando la voluntad de la mujer, se autoriza la interrupción de su embarazo por un médico cirujano, en los términos regulados en los artículos siguientes, cuando: 2) El embrión o feto padezca una patología congénita adquirida o genética, incompatible con la vida extrauterina independiente, en todo caso de carácter letal».

Octavo: Que ha sido el Estado, a través de la ley citada, que consagró el derecho de la mujer de interrumpir el embarazo en la extrema condición que recoge el numeral 2 del artículo referido (aborto por razones médicas), por lo que no resulta coherente sin especificarlo la misma regulación que estatuye el derecho y las condiciones para ejercerlo que sean sus órganos administrativos los que denieguen el derecho al descanso establecido en el artículo 195 del Código del Trabajo de data anterior sobre todo considerando la finalidad que este descanso tiene, según lo expresado en los mismos dictámenes ya citados.

Noveno: Que ahora bien, y aun desligándose del raciocinio que precede, lo cierto es que del certificado médico allegado a los antecedentes, es posible concluir que en la especie se está en las mismas condiciones a que se refiere el Dictamen de la Superintendencia de Seguridad Social, si se compara con un aborto espontáneo o un parto normal, en que no se exige la supervivencia del feto, sin que aquí pueda entenderse que existe algún tipo de diferenciación con las circunstancias que la propia autoridad contempla por el solo hecho de que se trata de una situación supuestamente «voluntaria», desde que la voluntad interviene solo para los efectos de anticipar un resultado medicamente conocido, pero que no logra trastocar aquello que el facultativo expresamente consignó en su atestado, esto es, que se está en presencia de un parto (con independencia de su resultado). Ergo, cualquier distinción al respecto hace patente una discriminación, pues la protegida obró conforme a una facultad que el Estado le ha entregado, en las condiciones de legalidad impuestas y con la concurrencia de las circunstancias fácticas que en otros casos permite a la autoridad entender que se verifica un «parto».

Undécimo: Que todo lo dicho debe colacionarse con la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la Mujer; ley para el Estado de Chile, la que en su artículo 4 dispone que: «Toda mujer tiene derecho al reconocimiento, goce, ejercicio y protección de todos los derechos humanos y a las libertades consagradas por los instrumentos regionales e internacionales sobre derechos humanos. Estos derechos comprenden, entre otros: b. el derecho a que se respete su integridad física, psíquica y moral; y f. el derecho a igualdad de protección ante la ley y de la ley».

Lo expuesto, a su vez debe vincularse para demostrar la actuación ilegal y arbitraria con el objetivo del descanso pos natal, pues ante un embarazo y posterior parto, tal reposo (al igual que el que se consagra previo al parto) es indiscutible e irrenunciable. En este sentido, según se adelantó, el descanso pos natal requiere para su procedencia únicamente de la existencia de un parto, sin que este derecho quede condicionado a la sobrevida del o la recién nacido/a. Ello no puede ser de otro modo, si se considera que aquel reposo tiene dos objetivos, que a veces no concurren de manera simultánea, dado justamente el resultado del parto. Así, tal descanso permitirá la recuperación de la mujer por una parte y por otra, el contacto, alimentación y cuidado del niño. Esta doble finalidad, independiente entre sí, se corrobora con lo que dispone el artículo 195 del Código del Trabajo, pues en caso de fallecimiento de la madre en el parto o durante el período posnatal, ese permiso (total o parcial) se radica en el padre o el cuidador del hijo.

Luego, ante un parto como el existente en autos, inducido por cierto, pero que desde el punto de vista técnico, no pierde su naturaleza, no puede desconocerse a la mujer el derecho al respeto a su integridad física y síquica (mediante la recuperación necesaria después del proceso de parto), como a cualquiera otra, por el solo hecho de no ser madre, pues el proceso objetivo al que se vio sometida es el mismo al que debe enfrentar una mujer con el nacimiento de un hijo vivo. Cualquier interpretación en contra, evidencia la transgresión justamente de aquellos derechos esenciales que se han consagrado a nivel internacional respecto de las mujeres y que no solo apuntan a su integridad física y síquica, sino también a la igualdad ante la ley.

Duodécimo: Que como corolario de lo que se viene diciendo, solo cabe concluir que el derecho que otorga el artículo 195 inciso primero del Código Laboral, no puede desconocérsele a quien actuó conforme a lo que el ordenamiento jurídico la facultaba, lo que es discriminatorio y se infringe su derecho, reconocido internacionalmente y obligatorio por ende para nuestro país, de tener por parte del Estado una igual protección ante la ley.

Decimotercero: Que, a mayor abundamiento, y tratándose de una mujer trabajadora, cualquier duda sobre la interpretación y alcance de la norma debe solucionarse mediante una consideración que confiera mayor protección y amparo en el ejercicio de los derechos laborales, como en definitiva termina ocurriendo en la especie.

Decimocuarto: Que, en consecuencia, el actuar de la recurrida deviene en ilegal y arbitrario, puesto que, en el caso concreto de autos, ha denegado un derecho, sin que exista texto legal expreso para ello, existiendo normativa internacional aplicable en la especie y principios generales que lo resuelven, vulnerando las garantías que señala el arbitrio constitucional.


2 .Corte de Apelaciones de Santiago.

Recurso de protección. Rechazo de licencia médica post natal. Elemento fundamental para distinguir sobre la existencia de un parto son las semanas de gestación a la fecha de la perdida. Certificado que corrige las semanas de gestación determina que hubo parto. Improcedencia de rechazar la licencia post natal. Vulneración de la igualdad ante la ley, del derecho a la integridad psíquica y del derecho de propiedad. Descanso laboral post natal también tiene por finalidad que la madre pueda recuperarse desde el punto de vista biológico. Descanso o licencia de post natal sólo requiere que se produzca un parto.

Fecha Sentencia: 10/06/2021

Cita Online: CL/JUR/59603/2021

Ver texto completo

Hechos:

Trabajadora interpone recurso de protección en contra de la Superintendencia de Seguridad Social, señala como arbitraria e ilegal la resolución que confirma aquella que rechaza licencia médica de descanso postnatal. La Corte de Apelaciones acoge la acción constitucional deducida.

Considerandos relevantes.

DECIMO CUARTO: Que lo dicho en los considerandos anteriores ratifica que el elemento fundamental para distinguir sobre la existencia de un parto son las semanas de gestación a la fecha de la perdida y no los gramos que pesó el feto, cuestión que puede llevarnos a ratificar que, de la definición de aborto de la Organización Mundial de la Salud, lo relevante son las semanas sin que deba primar el peso del feto para el caso de gestaciones igual o superior a 22 semanas.

DECIMO QUINTO: Que en el caso de este recurso, si bien en principio para efectos de la inscripción se informó una gestación de solo 21 semanas, con posterioridad la misma doctora, certifico que la recurrente tenía ecografía precoz de embarazo con fecha 27/08/2019, con lo que a la fecha de su ingreso a la clínica con el diagnostico de muerte fetal in útero que corresponde a embarazo de 22+3 semanas, y que el certificado de defunción se hizo sin contar con esa ecografía por lo que se indicó 21+5 semanas lo que es incorrecto

Tal certificado cumple con lo estatuido en el artículo 4 N° 1, de la «Convención sobre la Protección de la Maternidad N° 183, de 2000», de la Organización Internacional del Trabajo, que establece: «Toda mujer a la que se le aplique el presente Convenio tendrá derecho, mediante la presentación de un certificado médico o de cualquiera otro certificado apropiado, según lo determine la legislación y la práctica nacionales, en el que se indique la fecha del parto, a una licencia de maternidad de una duración de al menos catorce semanas»

Cabe concluir entonces que bajo el solo parámetro de las semanas de gestación, hecha la corrección sobre las semanas de gestación hubo parto, por tanto la decisión de rechazar la licencia post natal fundado en el peso del feto se ha devenido en una decisión arbitraria, que amenaza la igualdad ante la ley, el derecho a la estabilidad sicológica y el derecho de propiedad de la recurrente sobre el correspondiente beneficio patrimonial que a la recurrente le corresponde por el derecho de ausentarse de su trabajo por el lapso que indica el artículo 195 del Código del Trabajo.

DECIMO SEXTO: Que no está demás señalar que el descanso laboral post natal no tiene por finalidad exclusiva que la madre se dedique a la crianza en las primeras semanas del recién nacido, sino que también tiene por finalidad que la madre pueda recuperarse desde el punto de vista biológico que en el cuerpo de una mujer genera un embarazo, por los cambios corporales, que evidentemente requieren un mayor tiempo de reposo

Es así como reiteradamente la interpretación administrativa emanada de la Dirección del Trabajo ha resuelto que para la procedencia del descanso o licencia de post natal sólo es necesario que se produzca un parto, sin que se exija que la criatura nazca viva o se mantenga viva durante el transcurso de dicho descanso.


3. Corte de Apelaciones de Santiago.

Recurso de protección. Negativa de ejercer derecho a licencia post natal parental. Acreditada la relación de progenitor del niño tanto COMPIN como SUSESO han incurrido en una ilegalidad y arbitrariedad. Vulneración del derecho a la igualdad.

Fecha Sentencia: 05/11/2019

Cita Online: CL/JUR/6330/2019

Ver texto completo

Hechos:

Se deduce acción constitucional de protección en contra de la Superintendencia de Seguridad Social y la Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez, por haber amenazado derecho del recurrente a hacer uso del postnatal parental, señalado en el artículo. Analizado lo expuesto, la Corte de Apelaciones acoge el recurso de protección deducido.

Considerandos relevantes.

Sexto: Que, como se desprende del informe de la SUSESO, dicha entidad reconsideró, mediante Resolución Exenta N° R 01 S 32398 2019 de fecha 14 de agosto de 2018 lo resuelto en el acto administrativo que motivó el rechazo de las licencias médicas a, instruyendo a COMPIN de la Región Metropolitana autorizar las licencias médicas N° 24851144 3, N° 25498378 0 y N° 26338521 7 y pagar los subsidios por incapacidad laboral que corresponden.

Que, mediante certificado de nacimiento acompañado por el recurrente, consta que él y doña IKGP, son los padres del niño R.A.N.G., quien nació el 12 de febrero de 2019.

Séptimo: Que, habiéndose otorgado a la madre del niño las licencias médicas pre natal y, posteriormente, por resolución de la SUSESO ordenado pagar el subsidio por incapacidad laboral y estando acreditada la relación de progenitor del niño que era la causa de esas licencias, tanto COMPIN como SUSESO han incurrido en una ilegalidad y arbitrariedad al negarle derecho a la pareja del recurrente a que este haga uso mentada licencia post natal parental, derecho consagrado en el artículo 197 bis del Código del Trabajo, vulnerando de esa forma el artículo 19 N° 2 de la Carta Fundamental, pues al actuar de esa forma ambas instituciones amenazan al recurrente con una discriminación arbitraria, ya que le impiden ejercer un derecho reconocido en la legislación, en desmedro de otros que sí pueden gozar de ese derecho.