Con fecha 18 de agosto de 2021, fue publicada en el Diario Oficial la Ley N° 21.362, Modifica diversos cuerpos legales con el objeto de regular el etiquetado, publicidad y venta de alimentos libres de gluten, y otras materias que indica.

Antecedentes

La Enfermedad Celíaca es una intolerancia permanente al Gluten, proteína presente en el trigo, centeno, cebada, y en algunas personas se manifiesta también intolerancia a la avena. Es de alta prevalencia, afectando a alrededor del 1% de la población general, impactando fuertemente la calidad de vida y siendo de alto costo para el paciente y su familia. El único tratamiento para un celíaco es adoptar una Dieta Libre de Gluten de por vida.

De acuerdo a los expertos hay tres dificultades que enfrentan aquellos que padecen esta condición: el alto costo de los alimentos que garantizan no poseer gluten, la credibilidad de dicha información y la claridad con que ello está expresado en el etiquetado.

En este sentido es que surge la necesidad de una nueva regulación sobre la materia, que al menos termine con la incertidumbre a la hora de saber si lo que se está comprando contiene o no esta proteína.

Contenido de la ley

La nueva “ley celíaca”, tiene por propósito transparentar la presencia de gluten en los alimentos. Aquellos que no lo incluyan se etiquetarán con la expresión “libre de gluten”, acompañada con un símbolo de una espiga. Dicha información deberá ir en la parte frontal del envase de los respectivos alimentos, de manera que se garantice su visibilidad.

Se establece además, que en los establecimientos de comercios -excepto las micros y pequeñas empresas- que vendan alimentos envasados secos y etiquetados como libres de gluten, deberán disponerlos para su comercialización en góndolas, estantes o vitrinas exclusivas para dichos productos.

Por su parte, el texto legal establece que en las licitaciones que tengan por objeto proveer de servicios de servicios de alimentación a establecimientos de educación parvularia, básica y media, administrados por la Junta de Auxilio Escolar y Becas, y en aquellos establecimientos de educación superior y técnicos profesionales con canjes asociados a las Becas de Alimentación para la Educación Superior (BAES), las bases deberán contemplar servicios de alimentación para estudiantes que padezcan enfermedades por intolerancias alimentarias o alergias alimentarias, así como también enfermedad celíaca. La misma exigencia se aplica a los establecimientos de salud pública, penitenciarios, casinos y cafeterías de organismos del Estado.

Finalmente, se establece la obligación de los establecimientos de educación parvularia, básica y media de advertir a estudiantes, padres, madres y apoderados, sobre la existencia de las diversas patologías relacionadas con intolerancias alimentarias, enfermedad celíaca y alergias alimentarias, con la finalidad de precaver sintomatología asociada y prevenir alteraciones de la salud.

Modificaciones legales

– Ley N° 20.606, Sobre composición nutricional de los alimentos y su publicidad
– Ley N° 19.886, de bases sobre contratos administrativos de suministro y prestación de servicios
– Ley N° 15.720, Crea una Corporación autónoma con personalidad jurídica y derecho público y domicilio en Santiago, denominada Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas