Título del Proyecto:
Establece en favor del Estado una compensación, denominada royalty minero, por la explotación de la minería del cobre y del litio

Etapa en que se encuentra:
– Segundo trámite constitucional (Senado)
– Primer informe de comisión

Fecha de Ingreso:
Miércoles 12 de septiembre, 2018


La Comisión de Minería dio una primera mirada a los efectos que podría tener cambiar las reglas del juego: pasar de tributar sobre el margen operativo a compensar sobre el valor de venta del mineral extraído.

Conociendo las impresiones del Ejecutivo respecto al proyecto que establece en favor del Estado una compensación, denominada royalty minero, por la explotación de la minería del cobre y del litio, los integrantes de la Comisión de Minería y Energía comenzaron oficialmente el estudio de la propuesta.

En la sesión pasada, los legisladores recibieron al autor del texto, el diputado Pablo Vidal, quien explicó el texto que llegó al Senado. Esta semana fue el ministro de Minería y Energía, Juan Carlos Jobet, quien manifestó sus diferencias con la propuesta tanto en la forma como en el fondo.

ROYALTY HOY

El Impuesto Específico a la Actividad Minera (IEAM) establece de manera progresiva y por tramos, tributos sobre el margen operacional, es decir, aplica una vez descontados los costos operacionales al precio de venta del producto.

La tasa efectiva del IEAM va desde 0,5 hasta 1,93% para la mediana minería (productores con ventas equivalentes entre 12.0000 y 50.000 toneladas métricas de cobre fino) y desde 5% hasta 14% para la gran minería (ventas equivalentes por sobre 50.000 toneladas métricas de cobre fino), y sobre todas las sustancias minerales concesibles.

Por otra parte, todos los explotadores mineros con ventas anuales menores al equivalente de 12.000 toneladas de métricas de cobre fino están exentos del IEAM. Hasta hoy explotadores mineros con ventas de hasta 100 millones de dólares no pagan IEAM.

PROYECTO

La norma en segundo trámite pretende la incorporación de recursos frescos especialmente dirigidos a sustentar iniciativas de inversión en las regiones en donde se produce la extracción de minerales en nuestro país, junto con adicionar un mayor aporte a las arcas fiscales.

En concreto, se establece una compensación a favor del Estado por la explotación de la minería del cobre, del litio y de todas las sustancias concesibles, equivalente al 3% del valor ad valorem de los minerales extraídos.

Dichos recursos deberán destinarse en un 25% a un Fondo de Convergencia Regional, que estará integrado solo por las comunas que pertenezcan a las regiones en que se realice explotación minera de conformidad con lo dispuesto en la presente ley, que financiará proyectos de desarrollo regional y comunal en la forma que determine el reglamento.

El 75% restante, irá a financiar iniciativas en las regiones mineras, en materia de reparación, mitigación o compensación de los impactos ambientales provocados por la actividad minera; para desarrollo de infraestructura crítica y digital; o para inversión o investigación en universidades estatales.

Asimismo, se genera una tabla creciente del margen de la compensación que se deberá entregar frente a escenarios donde el precio del cobre exceda los dos dólares por libra y hasta superar los cuatro dólares.

Finalmente, la moción determina que el monto que exceda del 3% ya mencionado será destinado a financiar una renta básica y universal de emergencia en el contexto del estado de excepción constitucional de catástrofe por Covid-19 y sus sucesivas prórrogas. Una vez terminada dicha declaratoria, los ingresos pasarán a las arcas fiscales.

En simple se cambian las reglas del juego actuales: se pasa de una tributación sobre el margen operativo (de entre 0,5 a 1,93% para la mediana minería y entre un 5 y un 14% para la gran industria) a compensar un 3% del valor de venta del mineral extraído.

REACCIONES DEL EJECUTIVO

El ministro Jobet partió diciendo que para el Ejecutivo el proyecto resulta «inconstitucional», sin embargo, manifestó que el gobierno está abierto a revisar la tributación minera, siempre que se haga dentro de parámetros razonables.

«Reducir el aporte de la minería al país a la tasa de impuesto que paga, es una discusión muy reduccionista, porque si nosotros, en un afán de aumentar la recaudación subimos mucho la tasa, a niveles artificialmente altos, como este proyecto, y como efecto de esa alza las inversiones se materializan no en Chile, sino en otros países, lo que vamos a hacer es una tasa muy alta, así la industria que no va a crecer», aseguró.

En esa línea, añadió que es necesario mirar los países con los que la minería chilena compite, como Perú, Australia, Canadá o México. «Todos esos países tienen cargas tributarias que están alrededor del 40%. En ese rango está Chile también. ¿Puede haber espacio para subirla en el margen? Se puede. Pero no al nivel del proyecto aprobado por la Cámara, a nivel del 70%, porque eso queda fuera de todo rango», indicó.

SENADORES

Tras las palabras del ministro Jobet, la presidenta de la instancia, Yasna Provoste comentó que «el tema es cómo la minería contribuye al desarrollo de los territorios en que está. Es una discusión mucho más grande y que tiene que ver con los acuerdos que el país ha suscrito. Esto le pone un desafío al país y a una industria que es significativa para el país y eso que ser a través de una estrecha comunicación y colaboración con las comunidades”.

En tanto, la senadora Isabel Allende sostuvo que si bien está por avanzar en un proyecto de royalty, no está de acuerdo con que un eventual tributo sea igual para todo tipo de mineral, ya que los mercados del hierro y el litio son muy diferentes al del cobre. “Hay que mirar esto de manera amplia porque no queda muy claro si esto se trata de un royalty o impuesto específico. La media de la tributación en realidad está en un 6%, hay que tener cuidado con los números”, advirtió.

Por su parte, el senador Guido Girardi apuntó a que se debe impulsar más minería en el país, pero de manera sustentable y amigable con el medio ambiente. “El royalty debe gravar la mala actividad industrial que se queda en el mero transporte de piedras. También hay otro tema con el monopolio de patentes. Hay que tener una mirada integral como prioridad nacional transformándose en la gran refinería del mundo”, planteó.

El senador Alejandro García Huidobro manifestó su preocupación tras conocer el proyecto. “En los últimos 20 años ha bajado la ley en picada, por eso hay que movilizar el doble de mineral para obtener la misma cantidad de cobre. Al cambiar las reglas del juego ¿se afectará nuestro deseo de tener nuevas fundiciones? Comparto plenamente que las utilidades se traspasen al desarrollo de los territorios”, hizo ver.

Finalmente el senador Rafael Prohens comentó que “parte de este royalty debe quedar en las regiones donde se produce. El norte es el gran generador de recursos mineros y se reparte en todo el país. La disponibilidad de agua no podemos llevarla al norte para ser más productivos. Queremos ser parte de un desarrollo integral”.

Ver Boletín N° 12093-08

Fuente: www.senado.cl