Ley N° 21.340, Prorroga los efectos de la ley Nº 21.249, que dispone, de manera excepcional, las medidas que indica en favor de los usuarios finales de servicios sanitarios, electricidad y gas de red

(Publicada en el Diario Oficial de 22 de mayo de 2021)

Antecedentes

La pandemia ocasionada por el Covid-19 ha conllevado en Chile y el resto del mundo, no solo consecuencias sanitarias sino también económicas y sociales. El estado de excepción en que se encuentra nuestro país ha significado la dictación por parte de la autoridad de cuarentenas obligatorias en distas zonas del territorio nacional, lo que ha afectado los puestos de trabajo y los ingresos de miles de familias en forma grave. En este contexto, se han postergado los pagos de servicios básicos, dado que las familias no cuentan con recursos para desembolsar en estos ítem.

Considerando lo expuesto, con fecha 8 de agosto de 2020 fue publicada en el Diario Oficial la Ley N° 21.249, la cual establece que las empresas proveedoras de servicios sanitarios, empresas y cooperativas de distribución de electricidad y las empresas de distribución de gas de red durante los noventa días siguientes a la publicación de esta ley no podrán cortar el suministro por mora en el pago a clientes tales como, usuarios residenciales o domiciliarios, hospitales y centros de salud, cárceles y recintos penitenciarios, hogares de menores en riesgo social, abandono o compromiso delictual. y hogares y establecimientos de larga estadía de adultos mayores entre otras.

Además del beneficio antes indicado, la normativa contempló un segundo beneficio, que consiste en que las deudas contraídas con las empresas de servicios sanitarios, empresas y cooperativas de distribución de electricidad y empresas de gas de red, que se generen entre el 18 de marzo de 2020 y hasta los 270 posteriores a la publicación de la ley (el plazo original también era de 90 días), se prorratearán en el número de cuotas mensuales iguales y sucesivas que determine el usuario final a su elección, las que no podrán exceder de 36, a partir de la facturación siguiente al término de este último plazo, y no podrán incorporar multas, intereses ni gastos asociados.

Posteriormente, el 5 de enero de 2021 se publicó la Ley N° 21.301, que prorrogó los efectos de la norma mencionada inicialmente, dado que los nefastos efectos económicos de la pandemia no han dado tregua, aumentando el plazo original de la ley de 90 a 270 días, para ambos beneficios.

Las consecuencias sanitarias, económicas y sociales de la pandemia no han declinado, por lo que se hizo necesario establecer una segunda prórroga de las medidas dispuestas por la Ley N° 21.249, para que de esta forma los usuarios finales de los servicios básicos de electricidad, agua y gas, conserven los beneficios consagrados en la ley original, como es la no interrupción de los servicios por mora en el pago y el prorrateo en el pago de las deudas por tales servicios.

Contenido de la norma

La nueva ley extiende desde el 7 de mayo hasta el 31 de diciembre de 2021, el plazo para que las empresas proveedoras de servicios sanitarios, las empresas y cooperativas de distribución de electricidad, así como las distribuidoras de gas de red, no corten el suministro por mora.

Asimismo, se aumenta de 36 a 48 el número de cuotas para prorratear el pago de la deuda.

Si cumplido el plazo indicado aún se encontrare vigente la declaración de Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe por la pandemia del Covid-19, dichos plazos se extenderán hasta 60 días desde terminado dicho estado de excepción constitucional.

Beneficiarios

1. Usuarios residenciales o domiciliarios.
2. Hospitales y centros de salud.
3. Cárceles y recintos penitenciarios.
4. Hogares de menores en riesgo social, abandono o compromiso delictual.
5. Hogares y establecimientos de larga estadía de adultos mayores.
6. Bomberos.
7. Organizaciones sin fines de lucro.
8. Microempresas.

Requisitos para optar al beneficio

1. Encontrarse dentro del 80% de vulnerabilidad del Registro Social de Hogares. La anterior normativa contemplaba solo el 60% más vulnerable.
2. Tener la calidad de adulto mayor.
3. Estar percibiendo las prestaciones del seguro de desempleo.
4. Estar acogido a la Ley de Suspensión del Empleo o a la celebración de un pacto de reducción temporal de jornada.
5. Ser trabajador independiente o informal y expresar, mediante declaración jurada simple, que está siendo afectado por una disminución significativa de sus ingresos.

Por su parte, las citadas empresas deberán informar en sus sitios web y en las cuentas, ya sean físicas o virtuales, la deuda que mantiene el usuario por la aplicación de esta normativa, de haberla, y la forma cómo podría prorratearse, de 1 a 48 cuotas.

Modificaciones legales

La norma en comento modifica la Ley N° 21.249, que Dispone, de manera excepcional, las medidas que indica en favor de los usuarios finales de servicios sanitarios, electricidad y gas de red.

Ver texto completo