1. Corte de Apelaciones de Concepción. Despido injustificado y cobro de prestaciones. Imputación a la indemnización por años de servicio del saldo de la Cuenta Individual por Cesantía tratándose de la causal de necesidades de la empresa. Improcedencia de efectuar la imputación cuando el despido por la causal de necesidades de la empresa ha sido declarado injustificado.

2. Corte de Apelaciones de Santiago. Despido injustificado y cobro de prestaciones. Imputación a la indemnización por años de servicio del saldo de la Cuenta Individual por Cesantía tratándose de la causal de necesidades de la empresa. Improcedencia de efectuar la imputación cuando el despido por la causal de necesidades de la empresa ha sido declarado injustificado.

3. Corte de Apelaciones de Chillán. Despido injustificado y cobro de prestaciones. Imputación a la indemnización por años de servicio del saldo de la Cuenta Individual por Cesantía tratándose de la causal de necesidades de la empresa. Improcedencia de efectuar la imputación cuando el despido por la causal de necesidades de la empresa ha sido declarado injustificado.


Estimados usuarios:

Para visualizar estas sentencias debe tener iniciada su sesión en Westlaw, en caso de solicitársele clave OnePass, por favor, comunicarse con nuestra área de servicio al cliente al 22510 5000.


1. Corte de Apelaciones de Concepción.

Despido injustificado y cobro de prestaciones. Imputación a la indemnización por años de servicio del saldo de la Cuenta Individual por Cesantía tratándose de la causal de necesidades de la empresa. Improcedencia de efectuar la imputación cuando el despido por la causal de necesidades de la empresa ha sido declarado injustificado.

Fecha Sentencia: 02/02/2021

Cita online: CL/JUR/20673/2021

Ver texto completo

Hechos:

Demandado interpone recurso de nulidad contra la sentencia que acogió la demanda sobre despido injustificado y cobro de prestaciones interpuesta en su contra. La Corte de Apelaciones rechaza el recurso de nulidad laboral deducido.

Considerandos relevantes.

Sexto: Que en razón de lo expuesto, es palmario, en opinión de esta Corte, que para que opere la posibilidad de efectuar el descuento que previene el artículo 13 de la ley N° 19.728, es menester no solamente que el contrato de trabajo haya terminado formalmente por las causales previstas en el artículo 161 del Código del Trabajo, sino que dicho motivo haya sido validado judicialmente en caso de impugnarse su justificación, pues de otro modo, no se satisface la ratio legis que fundamenta la consagración del instituto en cuestión, desvirtuándose con ello, la intención que el legislador tuvo en consideración para la dictación de la norma analizada.

Séptimo: Que, en tal entendido, si existe una sentencia que declara injustificado el despido por necesidades de la empresa, el inciso segundo del artículo 13 de la ley 19.728 queda desprovisto de fundamento fáctico que lo haga aplicable, y por lo tanto no se solventa la condición legal para que opere, desde que el despido resulta, en definitiva, carente de la justificación que exige el artículo 13 ya mencionado.

Comprender dicha norma de modo diverso, implicaría un apoyo al actuar injustificado del empleador, constituyendo un incentivo perverso para que éste, a fin de obtener el beneficio descrito, invoque una causal errada validando un aprovechamiento del propio dolo o torpeza, por cuanto significaría que un despido indebido, en razón de una causal impropia, produciría efectos que benefician a quien lo practica, a pesar de que la sentencia declare la causal improcedente e injustificada.


2. Corte de Apelaciones de Santiago.

Despido injustificado y cobro de prestaciones. Imputación a la indemnización por años de servicio del saldo de la Cuenta Individual por Cesantía tratándose de la causal de necesidades de la empresa. Improcedencia de efectuar la imputación cuando el despido por la causal de necesidades de la empresa ha sido declarado injustificado.

Fecha Sentencia: 01/02/2021

Cita online: CL/JUR/20625/2021

Ver texto completo

Hechos:

Demandado interpone recurso de nulidad contra la sentencia que acogió la demanda sobre despido injustificado y cobro de prestaciones interpuesta en su contra. La Corte de Apelaciones rechaza el recurso de nulidad laboral deducido.

Considerandos relevantes.

Séptimo: Que para resolver la contienda jurídica debe considerarse lo dispuesto en el artículo 13 de la Ley N° 19.728, que indica que «Si el contrato terminare por las causales previstas en el artículo 161 del Código del Trabajo, el afiliado tendrá derecho a la indemnización por años de servicios…», agregando el inciso segundo que «se imputará a esta prestación la parte del saldo de la Cuenta Individual por Cesantía…».

Octavo: Que, del tenor de la regla antes transcrita, se desprende que, para que ella opere, el término del contrato por necesidades de la empresa debe ser reconocido por el juez laboral, pues si no se satisface esa condición, no puede tener lugar la imputación referida en el inciso segundo, ya que es claro que aquello depende de que la causal de necesidades de la empresa haya sido efectivamente la que dio origen a la desvinculación del trabajador.

De lo contrario, bastaría que el empleador invocara esta causal para que se aplicara el descuento, sin esperar la decisión jurisdiccional, lo que es inaceptable.

Corolario de lo anterior, esta Corte considera que la primera interpretación es la correcta, tanto porque si prosperara la interpretación propuesta por el recurrente aquello constituiría un incentivo para invocar una causal errada con el objeto de obstaculizar la restitución, tanto cuanto significaría que un despido injustificado, debido a una causal impropia, produciría efectos, pese a que la sentencia declara la causal improcedente o injustificada.

En suma, por lo ya expuesto, no se configura la infracción de ley esgrimida por la demandada, pues la sentencia hizo una correcta aplicación de las normas en estudio, lo que conlleva a su rechazo.


3. Corte de Apelaciones de Chillán.

Despido injustificado y cobro de prestaciones. Imputación a la indemnización por años de servicio del saldo de la Cuenta Individual por Cesantía tratándose de la causal de necesidades de la empresa. Improcedencia de efectuar la imputación cuando el despido por la causal de necesidades de la empresa ha sido declarado injustificado.

Fecha Sentencia: 13/01/2021

Cita Online: CL/JUR/3658/2021

Ver texto completo

Hechos:

Demandado interpone recurso de nulidad contra la sentencia que acogió la demanda sobre despido injustificado y cobro de prestaciones interpuesta en su contra. La Corte de Apelaciones rechaza el recurso de nulidad laboral deducido.

Considerandos relevantes.

Octavo: Que, de acuerdo a lo preceptuado en el artículo 13 de la ley 19.728 que establece un Seguro de Desempleo, cuando el trabajador tenga derecho al pago de la respectiva indemnización por años de servicio, por habérsele puesto término al contrato por las causales previstas en el artículo 161 del Código del Trabajo, «se imputará a esta prestación la parte del saldo de la cuenta individual de cesantía constituida por las cotizaciones efectuadas por el empleador más su rentabilidad, deducidos los costos de administración que correspondan, con cargo a las cuales el asegurado pueda hacer retiros en la forma que señala el artículo 15. En ningún caso se podrá tomar en cuenta el monto constituido por los aportes del trabajador, para los efectos de la imputación a que se refiere el inciso anterior».

Noveno: Que, tal como lo ha señalado la jurisprudencia reiterada de esta Corte en las causas 104 2014, 38 2016,103 2016, 110 2016, 94 2017, 68 2018,123 2019, 281 2019 y 40 2020, siendo la primera objeto de Recurso de Unificación de Jurisprudencia, el que fue rechazado por la Excma. Corte Suprema, (Rol 2778 2015), se estableció que el requisito esencial para proceder al descuento es que la relación laboral haya terminado por necesidades de la empresa, es decir, el despido debe ser procedente, lo que no ocurre en la especie, tal como concluyó la jueza a quo en la sentencia recurrida, ya que no se probaron las necesidades de la empresa, siendo declarado el despido improcedente. Por esta razón, al no existir necesidades de la empresa, no puede ser aplicado el artículo 13 de la Ley 19.728, no pudiendo entonces, descontarse a la indemnización a que tiene derecho la trabajadora el saldo aporte del empleador al seguro de cesantía.