1. Corte de Apelaciones de Santiago. Recurso de protección. Cobranza extrajudicial. Cobranza extrajudicial realizada de forma paralela a juicio ejecutivo. Cobranza extrajudicial que excede de las legítimas comunicaciones, derivando en hostigamiento. Vulneración del derecho a la integridad psíquica.

2. Corte de Apelaciones de Santiago. Recurso de protección. Cobranza extrajudicial a través de llamados telefónicos. Ley exige un mínimo de diligencia del proveedor para informarle al consumidor sobre la mora o retraso en el cumplimiento de sus obligaciones. Basta una sola gestión útil para poder cobrar por los gastos de cobranza extrajudicial más allá del mínimo legal. Improcedencia de realizar múltiples llamadas telefónicas para informar de deuda. Vulneración del derecho a la integridad psíquica.

3. Corte de Apelaciones de Valparaíso. Recurso de protección. Cobranza extrajudicial. supuesta deuda y su morosidad pueden ser planteadas en la sede judicial respectiva. Insistir reiteradamente con el cobro extrajudicial por la vía telefónica resulta desproporcionado e intimidatorio. Integridad psíquica de las personas no puede ser vulnerado por los proveedores aun en caso de deudas. Métodos de cobranza extrajudicial que se han tornado en un acoso telefónico y por vía mail.


Estimados usuarios:

Para visualizar estas sentencias debe tener iniciada su sesión en Westlaw, en caso de solicitársele clave OnePass, por favor, comunicarse con nuestra área de servicio al cliente al 22510 5000.


1. Corte de Apelaciones de Santiago.

Recurso de protección. Cobranza extrajudicial. Cobranza extrajudicial realizada de forma paralela a juicio ejecutivo. Cobranza extrajudicial que excede de las legítimas comunicaciones, derivando en hostigamiento.  Vulneración del derecho a la integridad psíquica.

Fecha Sentencia: 11/03/2020

Cita online: CL/JUR/21116/2020

Ver texto completo

Hechos:

Particular interpone recurso de protección en contra de abogado de banco, estima arbitraria e ilegales las gestiones de cobranza extrajudicial que ha realizado, pese a existir un juicio ejecutivo en actual tramitación en que el recurrido es el patrocinante de la entidad bancaria, por el que se cobra la misma deuda. La Corte de Apelaciones acoge la acción constitucional deducida.

Considerandos relevantes.

Cuarto: No se ha discutido ni aún por la recurrente , la facultad de la recurrida para ejecutar gestiones de cobro respecto de obligaciones impagas por parte de sus clientes, sin embargo, es evidente que esas acciones deben desarrollarse en el marco legal, lo que importa eliminar toda práctica abusiva.

Ahora bien, la cobranza extrajudicial desplegada por la recurrida consistente, como se adelantó, en constantes y repetidos mensajes vía redes sociales realizados al teléfono particular de la protegida tendientes a obtener el pago extrajudicial de la deuda con Banco Falabella, y respecto de la cual existe una causa ejecutiva en su contra, se evidencia desmedida porque se extiende por un mes y medio antes de la interposición de este recurso y de manera paralela a un juicio ejecutivo en el cual ya se está cobrando el mismo crédito, juicio que es llevado por el propio recurrido. Ello transforma la insistencia y reiteración del mecanismo de cobro extrajudicial, no sólo en ilegal toda vez que infringe las normas de la Ley de Protección de Datos , sino que además, en arbitraria y sin razón, pues que excede de las legítimas comunicaciones necesarias para llegar a acuerdos, derivando así en hostigamiento.

Quinto: Ha quedado demostrado en autos que el proceder desproporcionado y abusivo del abogado que debió ser soportado por la recurrente, fueron gestiones que no pudieron sino afectar su integridad psíquica vulnerando con ello la garantía constitucional del N° 1 del artículo 19 de la Carta Fundamental, concurriendo en la especie todos los elementos que se requieren para que proceda la acción cautelar intentada, motivo por el cual el recurso de autos será acogido en los términos que se dirá en lo resolutivo de este fallo.


2. Corte de Apelaciones de Santiago.

Recurso de protección. Cobranza extrajudicial a través de llamados telefónicos.  Ley exige un mínimo de diligencia del proveedor para informarle al consumidor sobre la mora o retraso en el cumplimiento de sus obligaciones. Basta una sola gestión útil para poder cobrar por los gastos de cobranza extrajudicial más allá del mínimo legal. Improcedencia de realizar múltiples llamadas telefónicas para informar de deuda. Vulneración del derecho a la integridad psíquica.

Fecha Sentencia: 23/12/2019

Cita Online: CL/JUR/12207/2019

Ver texto completo

Hechos:

Particular interpone recurso de protección en contra de empresa de cobranza, estima arbitraria e ilegal la intimidación efectuada, manera constante, mediante llamados telefónicos efectuados a su celular y al teléfono de su trabajo, con la finalidad de conseguir de manera forzada el pago de dos cuotas adeudadas correspondientes a un crédito que le fue otorgado. La Corte de Apelaciones acoge la acción constitucional deducida.

Considerandos relevantes.

Cuarto: Lo primero que desea hacer presente esta Corte es que el ejercicio de la prerrogativa que alega estar ejerciendo la recurrida se encuentra reglamentada en el inciso 3° del artículo 37 de la Ley 19.496, de protección a los consumidores, según el cual «el proveedor del crédito deberá realizar siempre a lo menos una gestión útil, sin cargo para el deudor, cuyo fin sea el debido y oportuno conocimiento del deudor sobre la mora o retraso en el cumplimiento de sus obligaciones, dentro de los primeros quince días siguientes a cada vencimiento impago. Si el proveedor no realizara oportunamente dicha gestión, la cantidad máxima que podrá cobrar por los gastos de cobranza extrajudicial efectivamente incurridos indicados en el inciso anterior, se reducirá en 0,2 unidades de fomento.»

Resulta así del inciso en cuestión que la ley ha exigido un mínimo de diligencia del proveedor para informarle al consumidor sobre la mora o retraso en el cumplimiento de sus obligaciones, bastándole una sola gestión útil para poder acceder al beneficio de poder cobrar por los gastos de cobranza extrajudicial más allá del mínimo legal establecido.

Quinto: Conforme a lo anterior, el argumento de la recurrida en orden a que las numerosas llamadas que insistentemente se le hace a la recurrente tanto a su teléfono celular, como al teléfono laboral, para «noticiarle la mora» en la que se encontraría, se enmarca en el simple ejercicio de una facultad legal, no resulta aceptable y, de contrario, se agrava al torcer el sentido de la ley en cuestión.

En efecto el proceder de la recurrida resulta abusivo, pues sabe o debe saber que le basta una sola «gestión útil» para conseguir el fin que noticiar debida y oportuna al deudor sobre la mora o retraso en el cumplimiento de sus obligaciones, y, además, que esta acción se encuentra temporalmente determinada, es decir, sólo dentro de los primeros quince días siguientes a cada vencimiento impago, de modo que al hacerlo una multiplicidad de veces y en épocas distintas a las que la ley prevé, está abusando del ejercicio de una prerrogativa, para emplearla en otros fines que son los que denuncia la recurrente, esto es, pretender un cobro extrajudicial de su crédito, haciéndole soportar a la recurrente métodos de cobranzas (llamadas telefónicas) intolerables, que resultan inaceptables al exceder los límites de lo razonable, porque su grado de insistencia y reiteración ponen en riesgo la situación laboral del deudor, y evidentemente afectan la tranquilidad y sosiego de la recurrente y de cualquiera persona en esas mismas circunstancias.

Sexto: Así las cosas, se evidencia que un comportamiento ilegal y arbitrario del recurrido que vulnera la garantía fundamental que la Constitución Política de la República le asegura a todo individuo de gozar del derecho a no ver afectada su integridad psíquica como consecuencia de comportamientos ilegales y arbitrarios de otro, lo que se encuentra reconocido en el N°1 del artículo 19 de ese texto fundamental, motivo por el cual el recurso de autos será acogido en los términos que se dirá en lo resolutivo de este fallo.


3. Corte de Apelaciones de Valparaíso.

Recurso de protección. Cobranza extrajudicial. supuesta deuda y su morosidad pueden ser planteadas en la sede judicial respectiva. Insistir reiteradamente con el cobro extrajudicial por la vía telefónica resulta desproporcionado e intimidatorio. Integridad psíquica de las personas no puede ser vulnerado por los proveedores aun en caso de deudas. Métodos de cobranza extrajudicial que se han tornado en un acoso telefónico y por vía mail.

Fecha Sentencia: 20/12/2019

Cita Online: CL/JUR/12197/2019

Ver texto completo

Hechos:

Particular interpone recurso de protección en contra de sociedad comercial y el proceso de cobranza extrajudicial realizado respecto de deuda vigente. La Corte de Apelaciones acoge la acción de protección deducida.

Considerandos relevantes.

Quinto: Que, la Excelentísima Corte Suprema ha tenido ocasión de pronunciarse acerca de este asunto, en la causa Rol N° 4767 2013, cuando señala: «Que la existencia de la supuesta deuda de la recurrente con la recurrida y su morosidad pueden ser planteadas en la sede judicial respectiva y bajo el procedimiento que la ley prevé para dichos casos. De allí que el cobro extrajudicial de la misma por la vía telefónica, al menos durante los meses de septiembre de 2012 a abril de 2013, es decir en total 8 meses, constituye el ejercicio abusivo de una facultad.

En efecto, si el objetivo de los llamados telefónicos es poner en noticias a la deudora de su morosidad, ésta se logra con una de dichas comunicaciones, pero insistir reiteradamente en el mismo lenguaje resulta desproporcionado e intimidatorio. Este ejercicio es el que resulta arbitrario, debe cesar, puesto que afecta la garantía de la integridad psíquica de la recurrente, por lo que el recurso será acogido, en razón de resultar vulnerada la garantía contemplada en el N° 1 del artículo 19 de la Carta Fundamental»

Séptimo: Que, así y como lo ha sostenido la Corte de Apelaciones de Santiago, en causa Rol 36222 2016, «Existe un ámbito de protección de las personas que se encuentra precisamente referido a su integridad psíquica, que no puede ser vulnerado por los proveedores aun en caso de deudas, sino que debe recurrirse a los procedimientos ordinarios de cobranza judicial, bastando con poner en noticia del deudor la existencia de la obligación impaga, sin que tenga justificación bajo ningún aspecto incurrir en un verdadero acoso telefónico a un deudor, al margen de todas las oposiciones que aquél pueda realizar legítimamente en el procedimiento de cobro judicial de la deuda»

Octavo: Que, de lo expresado en los fundamentos que anteceden es posible concluir que los llamados telefónicos y envíos de correos electrónicos efectuados por la recurrida «Sociedad de Cobranzas Payback S.A.», no han tenido sólo por objeto poner en noticia de la recurrente la existencia de la deuda, sino que se han tornado en un acoso telefónico y por vía mail, persistente, ajeno a lo razonable y excediendo los márgenes de lo permitido, por lo que procede acoger la acción interpuesta.