Con fecha 30 de julio de 2020 fue publicada la Ley N° 21.248, Reforma Constitucional que permite el retiro excepcional de los fondos acumulados de capitalización individual en las condiciones que indica.

Antecedentes

El retiro de fondos desde las AFP nace como una iniciativa originada en tres mociones parlamentarias, estableciendo un mecanismo transitorio de retiro parcial de los ahorros previsionales, para mitigar los efectos sociales derivados del estado de excepción constitucional de catástrofe por calamidad pública decretado a causa del Covid-19.

Alcance de la reforma

En términos generales, el nuevo texto legal autoriza a los afiliados del sistema privado de pensiones, de forma voluntaria y por una única vez, a retirar hasta el 10% de los fondos acumulados en su cuenta de capitalización individual de cotizaciones obligatorias.

Se considerará afiliado al sistema privado de pensiones regido por el decreto ley Nº 3.500, de 1980, a toda persona que pertenezca a dicho sistema, incluidas aquellas que sean beneficiarias de una pensión de vejez, de invalidez o sobrevivencia.

Monto de los retiros

En relación al monto de los retiros, la ley establece un máximo de 150 UF ($4.300.000 aproximadamente), y mínimo de retiro de 35 UF ($1.003.765 aproximado).

En el caso de que el 10% de los fondos acumulados es menor de 35 UF, el afiliado podrá retirar hasta dicho monto. Por su parte, si los fondos acumulados son inferiores a 35 UF, el afiliado podrá retirar la totalidad.

Los fondos retirados se considerarán extraordinariamente intangibles para todo efecto legal, y no serán objeto de retención, descuento, compensación legal o contractual, embargo o cualquier forma de afectación judicial o administrativa, estableciéndose como única excepción, las deudas originadas por obligaciones alimentarias.

Por su parte, los Fondos retirados no constituirán renta o remuneración, serán pagados en forma íntegra y no estarán afectos a comisiones por parte de las AFP.

Forma de solicitar el retiro

Se podrá solicitar el retiro de los fondos hasta 365 días después de publicada la reforma, independiente de la vigencia del Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe.

Los afiliados podrán efectuar la solicitud del retiro de fondos en una plataforma con soporte digital, telefónico y presencial que al efecto dispongan las administradoras de fondos de pensiones.

Son siete las administradoras de fondos de pensiones (AFP) que están relacionadas a esta normativa, y los procedimientos para retirar el 10% se podrá hacer totalmente en línea, sin necesidad de acudir a una sucursal, solamente con el RUN y número de serie de la cédula de identidad de la persona afiliada.

Pago y entrega de los fondos

El pago que en aplicación de esta ley le correspondieren al afiliado, se realizará en hasta dos cuotas de un máximo de 75 UF cada una; y en la modalidad que la persona lo prefiera: Cuenta de Ahorro Voluntario (Cuenta 2), cuenta bancaria (incluida Cuenta RUT) o a través de la Caja de Compensación. También podrá solicitar un vale vista para poder cobrarlo en algún banco.

Todo el proceso es gratuito para la persona solicitante.

La entrega de los fondos acumulados y autorizados de retirar se efectuará de la siguiente manera:

– El 50 por ciento en un plazo máximo de diez días hábiles de presentada la solicitud ante la respectiva administradora de fondos de pensiones a que pertenezca el afiliado.

– El 50 por ciento restante en el plazo máximo de treinta días hábiles a contar del desembolso anterior.

Fiscalización

Las AFP deberán enviar a la Superintendencia de Pensiones todo antecedente del cumplimiento de las medidas que se efectúen con motivo de la aplicación de la presente ley, y al Banco Central cuando corresponda.

La observancia, fiscalización y sanción de las obligaciones de las administradoras de fondos de pensiones contenidas en la nueva normativa, le corresponderá a la autoridad competente dentro de sus atribuciones legales.

Modificación y vigencia

La nueva ley agrega la disposición transitoria trigésima novena a la Constitución Política de la República, y comienza regir a partir de la fecha de publicación en el Diario Oficial.