Con fecha 23 de junio de 2020, fue publicada en el Diario Oficial la Ley N° 21.243, que modifica la ley N° 21.230, para extender y aumentar el Ingreso Familiar de Emergencia.

El propósito de la norma consiste en la implementación de un Ingreso Familiar de Emergencia 2.0 (IFE), el que aumentará el monto entregado desde los actuales $65 mil a $100 mil per cápita, con un tope de cuatro personas por familia. Al igual que en el IFE actual, este monto es válido hasta una familia de 4 y luego decrece proporcionalmente.

Objetivo de la ley

La presente ley tiene por finalidad introducir modificaciones al Ingreso Familiar de Emergencia creado por la ley Nº 21.230, complementando los ingresos actuales de los hogares que se han visto afectados socioeconómicamente por la pandemia COVID-19, en los términos establecidos en dicha ley.

Dichas modificaciones beneficiarán tanto a los hogares que carecen de ingresos, como también a los que perciben ingresos por montos inferiores a los aportes del Ingreso Familiar de Emergencia, complementando aquellos percibidos en virtud de los beneficios establecidos en la ley Nº 21.227, que faculta el acceso a prestaciones del seguro de desempleo de la ley Nº 19.728, en circunstancias excepcionales; la ley Nº 19.728, que establece un seguro de cesantía; los beneficios otorgados a los trabajadores independientes del artículo 42, Nº 2, de la Ley sobre Impuesto a la Renta y a las pensiones de cualquier naturaleza en algún régimen de seguridad social o sistema previsional.

Ampliación de la cobertura del beneficio

El nuevo IFE 2.0 será compatible con los beneficios de ley de protección del empleo, seguro de cesantía, apoyo a los honorarios, las pensiones contributivas y no contributivas; se computará considerando un criterio de complemento a los ingresos actuales del grupo familiar. Esto permitirá incluir a feriantes, coleros, pescadores artesanales, pirquineros, trabajadores a honorarios, trabajadoras de casa particular etc., independientemente de su fuente de ingreso, en la medida que sean elegibles para el beneficio.

Lo anterior, permitirá ampliar la cobertura del beneficio y así ayudar al confinamiento.

Monto para grupo familiar de 4 personas

Se establece un monto parejo por persona de $100.000, hasta una familia de 4 personas. A partir de ahí y por cada integrante adicional de la familia, el monto adicional seguirá la misma proporción que aplica al actual IFE ya legislado.

Se acuerda establecer un IFE mensual plano, es decir no decreciente, y posteriormente y según la realidad sanitaria lo indique, se verá la necesidad de prorrogar su vigencia o iniciar gradualmente la disminución de su entrega para transitar hacia la reinserción laboral. De esta forma, por los primeros 2 meses de aplicación (que coinciden con los 2 aportes pendientes del actual IFE) se otorgará con 100% del beneficio, y para el tercer mes (agosto) se considerará el equivalente al 80%, el que se podrá incrementar al 100% si las condiciones sanitarias así lo ameritan. En adelante, cualquier aplicación adicional del IFE se efectuará evaluando mes a mes y con estricto apego a que las condiciones sanitarias lo ameriten.

Beneficiarios

Los hogares que tengan contacto reciente con el Estado no requerirán postular al IFE 2.0, se entregará a todos los hogares que cumplen los requisitos. Las actualizaciones que se realicen no deben ser un obstáculo para entregar los beneficios a quienes ya cumplen los requisitos.

Las personas deberán tener un mecanismo expedito para actualizar su información y solicitar los aportes, los que deberían ser otorgados tan pronto esto fuera reportado, si bien habrá de comprobarse la validez de ésta con posterioridad a la entrega del IFE. En todo caso, una vez que se reciba el beneficio, la actualización de la realidad de ingresos sólo será para acoger aquellos hogares que hubieran visto caer sus ingresos.

Se realizarán esfuerzos para fomentar la solicitud del beneficio de aquellos hogares que cumpliendo con los requisitos del IFE no tengan contacto frecuente con el Estado o no lo hayan solicitado, tanto desde el nivel central como mediante los municipios. Se dispondrá, en caso que se requiera de recursos adicionales para materializar dicha acción.

Forma de pagar el IFE 2.0

En relación al pago del nuevo IFE, se indica que se realizará por una vía expedita evitando al máximo nuevas postulaciones, propendiendo a la automatización de pagos.

El IFE se depositará preferentemente en la cuenta RUT del jefe de hogar (beneficiario) de la familia que corresponda. Para quienes no tengan cuenta RUT se dará la posibilidad de solicitar la apertura automática al Banco Estado.

Complementariamente a esta alternativa, puede además implementarse la entrega directa del ingreso mensual de emergencia a dichos hogares por parte del IPS.