1. Corte de Apelaciones de la Serena. Recurso de protección. Rechazo de licencia médica. SUSESO que no especifica los fundamentos de la decisión de rechazar las licencias médicas y no decreta nuevos exámenes para esclarecer la condición actual de salud del recurrente. Improcedencia de desestimar permiso médico concedido por facultativos sin ningún antecedente adicional. Ejercicio de una facultad formal simplemente potestativa.

2. Corte de Apelaciones de Valparaíso. Recurso de protección. Rechazo de licencias médicas. Resolución de la SUSESO no cumple con el estándar de motivación y fundamentación requerido por la ley. Resolución recurrida debe bastarse a sí misma. Actuar de la recurrida es ilegal por incumplimiento del art. 41 la ley N° 19.880. Vulneración del derecho a la integridad psíquica.

3. Corte Suprema. Recurso de protección. Rechazo de licencias médicas. SUSESO que no especifica los fundamentos de la decisión de rechazar las licencias médicas y no decreta nuevos exámenes para esclarecer la condición actual de salud del recurrente. Improcedencia de desestimar permiso médico concedido por facultativos sin ningún antecedente adicional. Ejercicio de una facultad formal simplemente potestativa.


Estimados usuarios:

Para visualizar estas sentencias debe tener iniciada su sesión en Westlaw, en caso de solicitársele clave OnePass, por favor, comunicarse con nuestra área de servicio al cliente al 22510 5000.


1. Corte de Apelaciones de la Serena.

Recurso de protección. Rechazo de licencia médica. SUSESO que no especifica los fundamentos de la decisión de rechazar las licencias médicas y no decreta nuevos exámenes para esclarecer la condición actual de salud del recurrente. Improcedencia de desestimar permiso médico concedido por facultativos sin ningún antecedente adicional. Ejercicio de una facultad formal simplemente potestativa.

Fecha Sentencia: 22/05/2020

Cita Online: CL/JUR/34870/2020

Ver texto completo

Hechos:

Actor deduce recurso de protección en contra de la Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez Coquimbo (Compin) así como también en contra de la Superintendencia de Seguridad Social (Suceso) de La Serena, por el rechazo de la licencia médica presentada por la recurrente. Analizados los antecedentes la Corte acoge el recurso de Protección deducido.

Considerandos relevantes.

DÉCIMO SEXTO: Que, conforme a lo anterior, la motivación o fundamentación es requisito esencial de validez de un acto administrativo, la cual dice relación con las circunstancias de hecho y de derecho que justifican la emisión del acto administrativo y que se expresan formalmente en su escrituración, deber que es plenamente aplicable en la especie como quiera que también se encuentra en el artículo 16 del Decreto Supremo N ° 3 de 1984 del Ministerio de Salud.

VIGÉSIMO PRIMERO: Que, entonces, aparece que del análisis de los antecedentes ya señalados y que fueron allegados al proceso, aparece que la referida resolución cuestionada en autos y que rechazó las licencias médicas de la recurrente, se encuentra inmotivada puesto que alude solo en forma genérica al estudio de los antecedentes, sin indicar ni siquiera cuales fueron materia de dicho estudio, ni menos efectuar un análisis de aquellos de carácter médico que permitiera corroborar la situación médica de la actora, mencionando sucintamente que «esta Superintendencia estudió los antecedentes» y que «esta conclusión se basa en que los estudios clínicos adjuntos evidencian lesiones de carácter crónico e irreversible», lo que a todas luces es insuficiente como para estimar que existió una cabal fundamentación de dicha resolución administrativa.

VIGÉSIMO TERCERO: Que, en consecuencia, las actuaciones reclamadas por la accionante carece de todo fundamento fáctico, apareciendo entonces que las autoridades que las pronunciaron, es decir, las recurridas «Compin» y «Suseso», han incurrido en una arbitrariedad, pues en ellas se ha prescindido de la exigencia constitucional, legal y reglamentaria, en orden a que el acto administrativo debe ser debidamente fundado, según se ha señalado en los razonamientos precedentes, por lo que no cabe sino concluir que los actos denunciados, en cuanto carecen de fundamentos fácticos, son producto del mero capricho, toda vez que adolecen de sustentación lógica y debieren, en consecuencia, en arbitrariedad por falta de motivación.

VIGÉSIMO CUARTO: Que, como corolario de lo anterior, encontrándose las resoluciones reclamadas desprovistas de una adecuada y racional fundamentación, ello conduce a estimar que dichas conductas constituyen, en primer término, una vulneración al derecho a la vida e integridad física, garantía contemplada en el numeral 1 del artículo 19 de la Constitución Política de la República, ya que su obrar priva a la recurrente de ejercer el derecho al reposo sustentado por una licencia médica, impidiéndole así, ausentarse de sus labores a objeto de restablecer su salud y, en segundo lugar, afecta el derecho de propiedad de la recurrente, consagrado en el numeral 24 del señalado artículo 19, por cuanto las conductas reprochadas a las recurridas la priva de gozar del respectivo subsidio de incapacidad laboral o bien de las remuneraciones que percibe por su trabajo.


3. Corte de Apelaciones de Valparaíso.

Recurso de protección. Rechazo de licencias médicas. Resolución de la SUSESO no cumple con el estándar de motivación y fundamentación requerido por la ley. Resolución recurrida debe bastarse a sí misma. Actuar de la recurrida es ilegal por incumplimiento del art. 41 la ley N° 19.880. Vulneración del derecho a la integridad psíquica.

Fecha Sentencia: 29/04/2020

Cita Online: CL/JUR/28687/2020

Ver texto completo

Hechos:

Se recurre de protección en contra de la Superintendencia De Seguridad Social, por confirmar rechazo de las licencias médicas del recurrente, por reposo injustificado. Analizado lo expuesto, la Corte de Apelaciones acoge el recurso de protección deducido.

Considerandos relevantes.

Sexto: Que la recurrida, en su carácter de órgano del Estado debe someter la dictación de sus decisiones a la ley N° 19.880, de Bases de Procedimientos Administrativos, que en su artículo 41 inciso 4° dispone: «Las resoluciones contendrán la decisión, que será fundada. Expresarán, además, los recursos que contra la misma procedan, órgano administrativo o judicial ante el que hubieran de presentarse y plazo para interponerlos, sin perjuicio de que los interesados puedan ejercitar cualquier otro que estimen oportuno».

Séptimo: Que de los antecedentes acompañados, si bien consta haberse realizado diversos peritajes siquiátricos, la exposición de los mismos, su fundamento y conclusiones no fueron considerados en el acto administrativo contra el cual se recurre, resolución que debe bastarse a sí misma, lo que permita a la afectada tomar conocimiento y, luego, entender, las razones y motivaciones que tuvo en cuenta la autoridad para proceder al rechazo que se cuestiona, de lo que se sigue la ilegalidad de dicho acto, por incumplimiento del artículo 41 citado y de arbitrariedad manifiesta por falta de fundamentación, lo que vulnera la garantía constitucional de la actora prevista en el numeral 1 del artículo 19 de la Constitución Política de la República, toda vez que la decisión infundada de la autoridad recurrida, genera una lesión concreta al derecho fundamental a la integridad psíquica de la recurrente, al ver rechazadas sus pretensiones sin explicación.


3. Corte Suprema.

Recurso de protección. Rechazo de licencias médicas. SUSESO que no especifica los fundamentos de la decisión de rechazar las licencias médicas y no decreta nuevos exámenes para esclarecer la condición actual de salud del recurrente. Improcedencia de desestimar permiso médico concedido por facultativos sin ningún antecedente adicional. Ejercicio de una facultad formal simplemente potestativa.

Fecha Sentencia: 10/03/2020

Cita Online: CL/JUR/18703/2020

Ver texto completo

Hechos:

Actor se alza contra la sentencia de la Corte de Apelaciones que no hizo lugar al recurso de protección interpuesto en contra de la Superintendencia de Seguridad Social y la resolución mediante la cual confirma el rechazo de las licencias médicas presentadas. La Corte Suprema revoca el fallo impugnado y hace lugar a la acción constitucional deducida.

Considerandos relevantes.

Sexto: Que, en consecuencia, la conducta del organismo recurrido no se ajustó a la preceptiva que gobierna la cuestión, tanto por no especificar los fundamentos de su determinación, como al no decretar nuevos exámenes o disponer una evaluación médica con el propósito de esclarecer la condición actual de salud del recurrente.

En atención a lo expuesto, tanto la ausencia de justificación, como la circunstancia de no haber sometido al paciente a nuevos exámenes, controles o una evaluación clínica por los servicios administrativos competentes, son componentes que debieron detallarse con mayor rigurosidad antes de resolver el asunto en sede administrativa, diligencias imprescindibles para objetivar el diagnóstico y no dejarlo sujeto a la mera discrecionalidad de los entes recurridos, con la subsecuente falta de pago de las licencias médicas correspondientes.

Séptimo: Que es así como se torna del todo arbitrario desestimar un permiso médico concedido por facultativos sin ningún motivo adicional suministrado por las entidades criticadas, simplemente sobre la base de la ponderación de los antecedentes tenidos a la vista, sin un elemento de juicio complementario de contraste para disipar, frente a la paciente y terceros interesados, cualquier duda, en especial, sometiéndola a evaluaciones médicas accesorias.

En semejantes coyunturas, ante colofones tan definitivos para las personas, cabe exigir un mínimo de diligencia a la autoridad, sobre quien pesa su actuar de oficio y respeto por los axiomas de no discriminación, objetividad y exhaustividad en su proceder.

Octavo: Que de esta manera, se advierte que la negativa de las licencias médicas esgrimida por la parte recurrente implica de parte de la autoridad el desempeño de una facultad formal simplemente potestativa, con desconocimiento de la certeza y seguridad jurídica a que la ciudadanía tiene derecho, al ejercitar sus prerrogativas, en concreto, si como en este negocio se hallan involucradas garantías primordialmente protegidas por el constituyente, como la vida y la salud de las personas.